Niegan participación de FEUD en golpiza

A través de una publicación en la página de Facebook de la Federación de Estudiantes Universitarios de Durango, se niega la participación de alguno de sus integrantes en la golpiza que recibió el joven Brian Parra hace unos días, sin embargo, el presidente de la FEUD, Favián Arrieta, o su hermano Fausto Arrieta, no han dado respuesta a los señalamientos de manera personal.

Hasta el momento no se ha emitido declaración del presidente de la FEUD o su hermano integrante de la Comisión Electoral, solo se ha escrito en la página de Facebook: “En relación con los hechos ocurridos en fecha 7 de noviembre del año curso, en los que a través de diferentes medios de comunicación se señala la participación de integrantes de la FEUD y del suscrito; al respecto me permito manifestar que niego categóricamente cualquier intervención del suscrito”.

Se explica en el mismo texto, el cual aparentemente fue escrito por el propio presidente, que en el  momento de los hechos se encontraba atendiendo diferentes actividades correspondientes a su cargo, por lo que no pudo participar en dicha situación, agregando que tiene disposición para colaborar en el esclarecimiento de los hechos señalados.

“En respeto al derecho al debido proceso y demás derechos humanos de los que todos gozamos, deberá ventilarse la investigación ante las instancias correspondientes y no a través de los diferentes medios de comunicación, ello a fin de no vulnerar el derecho a la presunción de inocencia con el que contamos todos los ciudadanos”, agregó.

Por su parte el encargado del despacho de Rectoría, Édgar Alan Arroyo Cisneros, informó que se seguirá de cerca la investigación correspondiente para que se aclare qué fue lo que sucedió. De cualquier manera expresó que de resultar cierto no se puede remover de su cargo al presidente, en todo caso se le podría aplicar alguna amonestación o sanción administrativa.

Elizabeth Luna Nieves, madre del joven agredido, pidió se resuelva el caso y espera que no vuelva a ocurrir. Declaró que afortunadamente su hijo ya se encuentra bien y aparentemente fuera de peligro, aunque considera que es un problema personal.

Señala que Brian estuvo trabajando con ellos pero se dio cuenta de malos manejos de recursos, cuestión que creen es el motivo de la golpiza.