Niko Kalinic agrada en su debut como titular

EcoDiario.es – elEconomista.es

Jenaro Lorente

Madrid, 7 oct (EFE).- El croata Niko Kalinic, que debutó como titular en el Atlético de Madrid ante el Betis, agradó en su estreno como rojiblanco desde el once inicial y fue despedido con aplausos cuando fue sustituido en el minuto 66 por Thomas Partey.

Kalinic, de 30 años, que fichó por el Atlético el pasado verano, procedente del Milán, y que ya había gozado de minutos con su nueva camiseta, disfrutó de su primera titularidad por la lesión de Diego Costa, sufrida el pasado jueves en el partido de Liga de campeones ante el Brujas.

El delantero cumplió, aunque se encontró muy solo en el ataque de su equipo en el primer acto. En ese período, en el Atlético no hubo transición de balón. El centro del campo apenas tocó el esférico y cedió la posesión a los béticos. A Kalinic iban todos los balones desde la defensa y el croata hizo lo que pudo. Se movió y desmarcó bien.

Fue en el segundo tiempo cuando se destapó, con un Atlético ya sí decidido a por el partido, con una presión alta en el terreno del Betis y con el balón en su poder. Entonces surgió el croata, que exhibió un buen juego y control de balón de espaldas a su ataque para tocar y pasar al primer toque.

De la bota izquierda de Kalinic salió un precioso disparo con al borde del área de Pau López. El nueve recogió un pase de Rodrigo, se dio media vuelta y enganchó un tiro raso y preciso que se estrelló en el poste derecho de cancerbero visitante. Fue su primer aviso, que arrancó muchos aplausos de la grada.

Poco después, otro trallazo suyo provocó un paradón de Pau. Eran los mejores momentos de juego del Atlético, que marchaba directo a por una victoria importante, después del tropiezo del sábado del Real Madrid ante el Alavés.

Kalinic se mostró asociativo y se entendió bien con sus compañeros. En el minuto 66, Simeone lo sustituyó por Thomas y la grada lo despidió con una tremenda ovación.

En el minuto 74, llegó el tanto de Ángel Correa y las tribunas estallaron de alegría. El Atlético había traducido en gol su superioridad en el segunda mitad y Kalinic había ofrecido un buen debut.

Hasta el final el público apoyó con sus ánimos la defensa de un resultado ajustado, que sitúa a los de Simeone con 15 puntos, uno más que el Real Madrid, del que le separaban siete por debajo no hace muchas semanas. EFE.