Niños con Síndrome de Down tocarán marimba para el Papa en Chiapas

MARIMBACiudad del Vaticano, 14 Ene (Notimex).- Un grupo de ocho niños con Síndrome de Down tocará la marimba, instrumento típico del sureño estado mexicano de Chiapas, cuando el Papa llegue a su capital el próximo lunes 15 de febrero.

En entrevista con Notimex el arzobispo de la capital chiapaneca Tuxtla Gutiérrez, Fabio Martínez Castilla, anticipó algunos detalles que se están preparando en su diócesis para recibir a Francisco, quien presidirá ahí un encuentro con familias.

Reveló que a su llegada al aeropuerto local, procedente de la Ciudad de México, el líder católico será recibido por autoridades civiles y religiosas, por los niños con capacidades diferentes y por otros mil infantes que tocarán, cantarán y bailarán para él.

Después de una breve recepción, el pontífice abordará un helicóptero que lo conducirá a San Cristóbal de las Casas y regresará a Tuxtla por la tarde, para dirigirse en papamóvil al estadio “Víctor Manuel Reyna”, donde ya lo estarán esperando miles de personas.

El vehículo blanco hará un recorrido por tres espacios que para esa ocasión serán uno solo: el campo de futbol, un estacionamiento y el aledaño campo de beisbol. Allí se podrán acoger más o menos 100 mil personas.

Dentro del estadio, en las primeras filas serán ubicados unas 200 parejas con más de 50 años de matrimonio o más. Ahí mismo habrá un “tapete” de vestidos típicos que se formará con personas seleccionadas, unas 20 de cada estado de la República Mexicana.

“Después del recorrido en el papamóvil iniciaremos el encuentro con las familias de todo el mundo. Le vamos a pedir al Papa que bendiga a todos los matrimonios, a los recién casados o a los que tengan muchos años de unión”, señaló Martínez Castilla.

“No sólo los esposos que estén ahí, sino también a quienes lo estén viendo por televisión y en otras partes del mundo. Para que renueven su amor familiar, su alianza sacramental”, agregó.

Explicó que, una vez en el escenario principal, Jorge Mario Bergoglio escuchará varios testimonios: un adolescente de 14 años en silla de ruedas, una gran familia (con esposos, abuelos e hijos), una madre soltera y unos divorciados vueltos a casar.

Luego se proclamará el evangelio de las bodas de Caná y las parejas renovarán sus promesas matrimoniales. “Todo en un ambiente de fiesta”, garantizó.

Sostuvo que el acto podrá ser seguido en pantallas gigantes no sólo fuera del estadio, sino también en la catedral, en el centro de la ciudad. Al salir de la misa y en su recorrido al aeropuerto, Francisco recorrerá en papamóvil unos siete kilómetros por la ciudad.

“Hemos convocado a 15 mil jóvenes para que formen las vallas, esperamos mucha gente. Todos quieren participar, hasta las señoras se apuntan pero necesitamos gente que aguante, calculamos de seis a ocho horas”, abundó el arzobispo.

Aseguró que uno de los desafíos logísticos más importantes es la hidratación de la gente y para garantizarla se trabaja con la Protección Civil, Secretaría de Salud, Estado Mayor Presidencial.

Asimismo, precisó que el encuentro no será sólo con las familias de Chiapas, sino de todo el país por eso los boletos de participación se repartirán entre todas las diócesis. Quienes lleguen de fuera estarán repartidos en las tres zonas.

“Promoveremos la cercanía del Papa en sus recorridos en el papamóvil, donde va a haber mucha gente. Podemos decir que si se llenan todas las calles hablaríamos de medio millón de personas, por lo menos”, estableció.

“Claro que en siete kilómetros puedes poner más si quieres, pero por problemas de seguridad seremos cautos. Lo importante es que estamos viendo esto como el señor que manda a su ángel para decirnos que nos ama, que cree en nosotros, que confía en nosotros y que necesita de nosotros”, apuntó.

La gira apostólica de Francisco está prevista del 12 al 18 de febrero próximo e incluirá etapas en la Ciudad de México, Estado de México, Chiapas, Michoacán y Chihuahua.