Nissan supuestamente cubrió pérdidas de Ghosn en inversiones, según medios

Agencia EFE

Tokio, 27 nov (EFE).- El expresidente de Nissan Motor Carlos Ghosn cubrió presuntamente con fondos de esa firma nipona unas pérdidas de inversiones personales por valor de unos 15 millones de dólares, según informó hoy la agencia local Kyodo.

De acuerdo con la agencia, que cita fuentes conocedoras de este caso, Ghosn sufrió esas pérdidas durante la crisis financiera de 2008 y no pudo cubrirlas con bienes colaterales, por lo que presuntamente fueron traspasadas a las cuentas de Nissan.

Esta revelación se une a una serie de actos de mala conducta financiera y fiscal que supuestamente cometió Ghosn en los últimos años y que derivaron en su detención el pasado 19 de noviembre.

Ghosn, que está detenido en una cárcel de Tokio a la espera de que se le informe en detalle de la acusación formal, fue cesado como presidente de Nissan el pasado jueves, y este lunes también de las mismas funciones en la firma nipona Mitsubishi.

Según Kyodo, el regulador bursátil de Japón conocía las pérdidas de Ghosn por sus operaciones en derivados financieros y había notificado al banco involucrado en esas transacciones de la posibilidad de que hubiera surgido en caso de abuso de confianza.

La información, sin embargo, no precisa si, en caso de que las pérdidas fueran cubiertas por Nissan Ghosn pudo devolver esas sumas posteriormente, o si fueron anotadas a cuenta de futuros desembolsos.

Ese caso se une a una serie de acusaciones de las que ha sido objeto Ghosn desde que fue detenido, en la mayoría de los casos conocidas por filtraciones a los medios de comunicación, a la espera de conocer la acusación formal.

Cuando fue detenido, Ghosn, de 64 años, fue notificado de que presuntamente notificó a las autoridades la mitad de los ingresos que recibió entre 2011 y 2014 y dejó supuestamente sin declarar unos 5.000 millones de yenes (38 millones de euros), según informó la fiscalía.

Unido a ello, los medios de comunicación se han hecho eco de la posibilidad de que Nissan pagara dos viviendas de lujo en Río de Janeiro y Beirut para uso de Ghosn, abonara centenares de miles de dólares en vacaciones familiares y cubriera los gastos de aviones privados para sus desplazamientos personales.

De acuerdo a versiones publicadas por medios locales, Ghosn ha negado estas supuestas irregularidades y ha asegurado que no estaba obligado a declarar ante las autoridades fiscales las cifras mencionadas.

Al parecer, se trataba de sumas no abonadas pero que habían sido fijadas para cuando Ghosn cesara en sus funciones al frente de Nissan, lo que abre disputas legales entre las partes sobre si estaba obligado o no a abonar impuestos por esos pagos diferidos.

Según informa hoy el diario financiero Nikkei, fue el propio Ghosn quien ordenó que cerca de 1.000 millones de yenes anuales de sus ingresos fueran abonados una vez se retirara de Nissan, en la creencia de que la compañía no estaba obligada a registrarlo en las cuentas presentadas a los reguladores bursátiles.

“Al margen de cuándo se determine la fecha del pago, los abonos deben ser reportados (al regulador bursátil y a las autoridades fiscales) en el momento en que se han fijado las cantidades”, dijo al mismo periódico el experto contable y profesor universitario Shinji Hatta.

También es objeto de polémicas si Ghosn tendría que haber declarado fiscalmente la apreciación de sus derechos bursátiles sobre las acciones de Nissan que tenía. EFE