Inicio > Noticias > Local > No existe comunicación en el núcleo familiar

No existe comunicación en el núcleo familiar

En el Instituto Municipal de la Familia señalaron que hoy en día el común denominador que han encontrado en las terapias familiares es la falta de comunicación, esto debido a que los padres la mayoría de las veces no cuentan con el tiempo suficiente para escuchar a los hijos, esto por la vida laboral tan ajetreada que llevan, en el que el tiempo es reducido y la calidad del mismo prácticamente no existe,  lo cual crea separaciones que a su vez pueden repercutir en buscar refugio en las adicciones por parte de los menores.

El personal mencionó que en la vida moderna, a pesar de que existen infinidad de medios por los cuales entablar comunicación esto no es posible, al contrario, la tecnología juega en contra pues el tiempo muerto que llegan a tener los miembros de las familias, en lugar de convivir pasan el tiempo en el celular, tablet, laptop o televisión, dejando de lado momentos que se pueden aprovechar para saber qué es lo que cada uno de los miembros está atravesando en esos momentos.

“Se ha perdido totalmente la calidad y el tiempo familiar en esta época moderna, se utiliza más el tiempo para estar checando redes sociales u estar en otras cosas menos conociéndose como integrantes de una familia. Lo vemos en todos lados, ya no se convive igual, pues los padres y los hijos están cada quien con el celular y se pueden pasar el rato así sin mencionar ni una palabra. En el tema de las familias que tienen hijos adolescentes es vital la comunicación, saber el entorno del muchacho o muchacha, conocer sus inquietudes, saber de sus amistades, estar al pendiente de su vida, porque si no son más susceptibles a caer en adicciones”, señalaron.

Mencionaron que en el instituto atienden un promedio de 10 familias por mes, las cuales presentan problemas de comunicación, adicciones u otros que fragmentan el núcleo familiar “lamentablemente los casos que atendemos no le dan seguimiento a las terapias, si hacemos sesiones de 10, la mitad cree que ya no es importante venir y ahí se pierde el trabajo de los terapeutas”.

%d bloggers like this: