Nombran a una mujer al frente de División Científica de la Policía mexicana

Patricia TrujilloMéxico, 13 oct (EFE).- Patricia Trujillo fue nombrada hoy jefa de la División Científica de la Policía Federal, con lo que se convierte en la primera mujer en ocupar este cargo en la historia de la institución, informó hoy la Comisión Nacional de Seguridad (CNS).

El comisionado general de la Policía Federal, Manelich Castilla, fue el encargado de firmar y entregar el nombramiento por instrucciones del titular de la Comisión Nacional de Seguridad, Renato Sales.

Trujillo, de quien Castilla destacó su “su alto nivel de especialización”, reemplaza a Ciro Humberto Ortiz, quien ocupó el cargo por cinco años.

En el evento, Castilla dijo no tener “ninguna duda” en designar a a Trujillo como la primera mujer titular de una de las siete divisiones de la Policía Federal.

Trujillo ha trabajado en la Policía Federal por siete años y antes de su nombramiento se desempeñaba como coordinadora de criminalística de la División Científica.

Cuenta con once doctorados, ocho de ellos “honoris causa”, y es médico cirujano por la Universidad Veracruzana, además de ser autora de 28 libros y coautora de otros tres en las áreas de medicina forense, criminología y toxicología.

Es miembro activo de la American Society of Crime Laboratory Directors (ASCLD) de Estados Unidos y miembro de la Sociedad de Criminología Europea.

Fue directora del Instituto de Medicina Forense e investigadora y catedrática de medicina forense en universidades regionales, estatales, nacionales e internacionales.

De los ocho doctorados “honoris causa” que ha recibido destacan dos entregados Perú, uno en Argentina y uno en Colombia por investigaciones en área forense y trabajos sobre violencia.

De acuerdo con la CNS, la División Científica de la Policía Federal se ha consolidado como un área con alto nivel para la formación de expertos en el desarrollo tecnológico aplicado a la seguridad y para la atención de temas como la técnica forense, el secuestro, crimen organizado y la ciberdelincuencia. EFE