Norberto Rivera llama a renovar con obras don otorgado en el bautismo

norberto-rivera-carrera-gran-canciller-de-la-universidad-pontificiaMéxico, 10 Ene (Notimex).- El cardenal Norberto Rivera Carrera convocó a los católicos a realizar un esfuerzo para reafirmar el don de ser hijos de Dios que se recibe a través del bautismo.

Durante su homilía en la Catedral Metropolitana, el arzobispo primado de México resaltó que con el bautizo recibimos una gran responsabilidad que es transmitir a los demás lo que hemos recibido.

Rivera Carrera llamó a los presentes a presumir que son hijos de Dios desde que fueron bautizados, como sucedió cuando Jesucristo fue ante Juan el Bautista.

“Ustedes habrán visto que hay niños que presumen que son hijos de fulano de tal, que han conseguido estos títulos por sus estudios, lo que realmente deberíamos presumir es nuestro mayor título ser hijos de Dios, pero no sólo presumirlo, sino como Jesús demostrarlo con obras”, apuntó.

Explicó que en el nuevo bautismo el espíritu de Dios desciende sobre las criaturas humanas y les convierten en hijos predilectos del Padre, en donde él pone todas sus complacencias.

“Esta es la maravillosa realidad del bautismo, de servidores nos convierte en hijos de Dios, este es el paso grandioso del antiguo al Nuevo Testamento, de siervos de Dios para criaturas suyas por la gracia del sacramento”, mencionó.

“Nuestro bautismo es una realidad dinámica que nos pide crecimiento. Es un don que nos pide cooperación, corresponsabilidad y esfuerzo continuo”, resaltó.

El también arzobispo primado de México señaló que el bautismo que nosotros recibimos nos lanza a la misma misión de Jesús, de consolar al pueblo.

Al final de la eucaristía, el cardenal Norberto Rivera regaló juguetes a niños, acompañado del obispo de Campeche, José Francisco González González; y el rector magnífico del pontificio litúrgico de San Anselmo, Juan Javier Flores, quien vino desde Roma, Italia.

Además de que dijo en muy breve entrevista que la Iglesia Católica prepara la próxima visita al país del Papa Francisco por medio de oraciones.