Inicio > Noticias > Local > Normal para SEED consumo de alcohol en estudiantes

Normal para SEED consumo de alcohol en estudiantes

Tomás Palomino Solórzano, subsecretario de Educación Media Superior y Superior de la SEED, habló en torno al consumo de bebidas embriagantes por parte de alumnos de nivel licenciatura, indicando que dentro de las escuelas los maestros y directivos pueden mantener el control, pero el consumo generalmente se da cuando salen de clases o no asisten, ya que es un fenómeno que se da en todas las instituciones del país.

Es constante ver a jóvenes estudiantes en diversos parajes turísticos, ríos, presas, bares, entre otros, consumiendo bebidas embriagantes, en horarios que se supone deberían estar en clases, esto tanto preparatorias como universidades; sin embargo, el número en lugar de disminuir aumenta, llegando en algunos casos a causar accidentes graves en donde pierden la vida.

En este sentido, Palomino Solorzano señaló que las escuelas son una entidad de contención, lo que quiere decir, que mientras los estudiantes se encuentran dentro de las instituciones, tanto los maestros y directivos controlan las acciones de los casos que se pudieran llegar a presentar y mantienen la atención en el cumplimiento de los reglamentos establecidos.

Aunque destacó que en el nivel universitario  ya no se mantiene a fuerza a los alumnos a permanecer dentro de la institución, por la edad con la que cuentan y por que se supone que los alumnos están conscientes del compromiso que están adquiriendo al ya estar concluyendo sus estudios con la profesionalización en la rama que eligieron.

“En este nivel los maestros son tutores, ellos les brindan a los jóvenes los conocimientos necesarios para su carrera, pero no andan atrás de ellos como en una primaria o kínder, porque se supone que ya saben lo que hacen, nosotros le apostamos a su conciencia y por esta razón no se mantienen ni dentro ni fuera de la institución, se les da la libertad de elección”, dijo.

De esta forma, señaló que por la libertad con la que cuentan, en muchas de las ocasiones los alumnos se salen de la escuela o simplemente no asisten por irse con los compañeros a beber alcohol a otros lados y ni los padres se dan cuenta hasta que juntan un cierto numero de faltas, las cuales tienen diversas repercusiones según el instituto, o cuando lamentablemente sufren algún tipo de accidente.

Es por esta razón que consideró necesario buscar otros instrumentos de diagnóstico en los comportamientos de los jóvenes, para de esta manera tratar de apoyarlos y prevenir tanto el consumo de las bebidas, como los desenlaces; pero enfatizó que este problema no es único del estado, sino que es un fenómeno nacional, el cual se ve en todas las escuelas del país en todos los niveles; “si usted observa, hay muchachos que desde los jueves se escapan y se “enfiestan” todo el fin de semana, pero pues esto ya queda fuera del ámbito de las escuelas”.

Recalcó que algo importante para la prevención de cualquier problema, adicción o accidente en los jóvenes, es conforme a la relación que tienen los padres de familia con los hijos, indicando que se deben reforzar vínculos, crear consciencia en los jóvenes y dar la confianza necesaria para que exista un acercamiento.

“A esto también es necesario tener un acercamiento con los planteles educativos, porque no aunque sus hijos sean mayores de edad pueden desprenderse así de fácil, es necesario generar un vinculo en la escuela y estar al pendiente, para que en el primer incidente sea detectado y buscar la manera de corregirlo y no se lleguen a tener consecuencias graves” finalizó.

%d bloggers like this: