Inicio > Noticias > Internacional > Nueva jueza de la Corte de Suprema de Paraguay defiende su independencia

Nueva jueza de la Corte de Suprema de Paraguay defiende su independencia

Asunción, 17 jul (EFE).- La jueza Carolina Llanes, que este miércoles juró en el Senado su nuevo cargo como ministra de la Corte Suprema de Justicia de Paraguay (CSJ), defendió su independencia, después de haber desempeñado varios puestos de carácter político en el Gobierno que preside Mario Abdo Benítez.

“Me tocó estar trabajando para el Gobierno, lo cual no significa que vaya a estar dependiente de lo que me diga el gobierno de turno en relación a la función judicial que voy a desempeñar”, explicó la magistrada a los medios, antes de jurar el cargo ante disputados y senadores.

Llanes accedió al puesto después de haber dirigido durante los últimos cinco meses la Secretaría Nacional de Administración de Bienes Incautados y Comisados (Senabico), un cargo para el que fue propuesta por Abdo Benítez, del conservador Partido Colorado.

Anteriormente se encargó, también a petición del Ejecutivo, de realizar la intervención estatal de la Municipalidad de Ciudad del Este, que se saldó con la destitución e imputación de la intendenta Sandra McLeod, del Partido Colorado, pero afín a Honor Colorado, el sector que encabeza el expresidente Horacio Cartes (2013-2018).

Precisamente, los siete senadores de Honor Colorado se ausentaron de la sesión parlamentaria celebrada la semana pasada en la que Llanes fue escogida para su cargo en la Corte Suprema, con 36 votos a favor.

“Yo siempre me había planteado postular a estos cargos altos de la formación de Justicia independientemente”, defendió Llanes, quien recordó la responsabilidad de un puesto “tan alto como es ministro de la Corte”.

“Dentro de un sistema republicano, donde el poder está dividido en tres, se trabaja de manera coordinada, se ejerce un control recíproco, pero cada uno de los poderes es independiente en la función que le corresponde desempeñar”, agregó.

En ese sentido, la jueza aseguró que va a ser “estricta en la aplicación de ese esquema de ejercicio de poder” durante su mandato al frente del organismo judicial.

Con respecto a sus líneas de gestión, Llanes defendió una reorganización del sistema judicial para garantizar que las peticiones de medidas alternativas a la prisión preventiva puedan ser atendidas por la Justicia.

De acuerdo con el informe anual del Mecanismo Nacional de Prevención de la Tortura, el 73,5 % de las personas recluidas en las cárceles paraguayas se encuentra en prisión preventiva y a la espera de una decisión definitiva de la Justicia.

La ministra de la CSJ abogó por que se “devuelvan las potestades al juez” para que pueda evaluar “caso por caso” las solicitudes de libertad provisional presentadas.

Por otro lado, Llanes planteó la necesidad de reducir gradualmente la burocracia de la Justicia paraguaya, aunque reconoció la importancia de “cumplir con las formas” para que “los documentos sean válidos”.

“La burocracia es una epidemia que está instalada en todas las instituciones públicas”, agregó la magistrada.

Llanes ocupa la plaza dejada por Raúl Torres Kirmser, quien se acogió a la jubilación en abril pasado tras cumplir 75 años, la edad límite establecida para ser ministro de la máxima instancia judicial del país.

Sin embargo, Kirmser fue designado este martes por el Senado como representante de las universidades nacionales ante el Consejo de la Magistradura (CM), en una sesión en la que varios legisladores mostraron su rechazo por presunto nepotismo cuando estaba en su anterior cargo. EFE

%d bloggers like this: