Inicio > Noticias > Internacional > Nueva York demanda farmacéuticas y distribuidores por crisis de opioides

Nueva York demanda farmacéuticas y distribuidores por crisis de opioides

Nueva York, 28 mar (EFE).- Nueva York presentó este jueves una demanda contra seis fabricantes de opioides, entre ellos la familia Sackler, dueños de la farmacéutica Perdue que fabrica el OxyContin, así como contra cuatro distribuidoras, a los que acusa de la crisis de opioides que ha costado la vida de miles de personas en EE.UU.

La fiscal general del estado de Nueva York, Letitia James, acusa a los Sackler y su compañía Perdue, a Jansenn, Allergan, Teva y Mallinckodt, y a las distribuidoras McKesson, CardinalHealth, RDC y AmerisourceBergen, de fallar en cumplir con sus responsabilidades describiendo su programa de seguimiento de pedidos sospechosos como “pobremente diseñado, de escasos recursos y mal ejecutado”.

Entre otras cuestiones, la fiscal denuncia que miles de millones de ingresos del OxyContin se transfirieron fraudulentamente a una red de entidades corporativas creada en beneficio de la familia Sackler.

La demanda detalla cómo estas fallas sistemáticas llevaron a envíos masivos de cargamentos de opioides a específicas farmacias en Nueva York, y no prestaron atención a alertas como el que pagaban los medicamentos en efectivo y estaban despachando las recetas de proveedores que ya habían sido acusados o convictos por estas recetas ilegales.

“Está claro que estas recetas no eran médicamente necesarias”, afirmó la fiscal, quien explicó que la demanda es resultado de varios años de investigación, la cual sigue abierta.

Esta demanda, que según la fiscal general de Nueva York es la más completa que se haya presentado en EE.UU. contra fabricantes de opioides, enmienda así la demanda de Nueva York contra Perdue presentada el año pasado en la que le acusa de propagar la crisis de la adicción a opioides al asegurar que sus productos eran menos peligrosos que otros.

Los miembros de la familia Sackler incluidos en la acción legal son Richard, Jonathanm, Mortimer, Kathe, David, Beverly y Teresa, indicó James en una conferencia de prensa en la sede de la fiscalía en la que afirmó que las cuentas personales de los demandados fueron creciendo con el producto de la venta de los opioides.

James acusó a los demandados de “poner el provecho económico por encima de la salud de la gente”.

Recuerda la demanda que la crisis creada de opioides ha costado la vida de miles de personas. Que en 2017 unos 3.200 neoyorquinos murieron de sobredosis y que nueve personas mueren en Nueva York cada día por esta razón.

Explica que la demanda busca que se devuelva a Nueva York los millones de dólares que el Estado ha invertido en tratamiento y programas de recuperación de adictos, que las compañías cambien sus prácticas así como penalidades. Con el dinero, según James, se ceará un fondo para tratamientos.

También busca recobrar en específico millones de dólares en ganancias de las ventas del OxyContin. De acuerdo con la demanda es falsa la publicidad de que la droga ayuda durante 12 horas causando la necesidad en pacientes de más opioide.

Alega que los Perdue han mostrado indiferencia al dolor que han causado.

“La epidemia de los opioides ha devastado familias y comunidades a través de Nueva York. Estas farmacéuticas y distribuidores se involucraron en años de márketing engañoso acerca de los riegos de los opioides y fallaron en ejercer su responsabilidad de reportar conducta sospechosa llevando a la crisis”, afirmó.

Se alega en la demanda que utilizaron una amplia red de vendedores que tenían como objetivo a médicos que eran vulnerables, inundaron publicaciones con publicidad engañosa (de los medicamentos para dolor) y ofrecían a los consumidores tarjetas de descuentos y otros incentivos par persuadirlos a pedir ser tratados con sus productos.

En las pasadas dos décadas más de 200.000 personas han muerto en Estados Unidos por sobredosis. EFE

%d bloggers like this: