Nueva Zelanda planea introducir un impuesto al turismo

Sídney (Australia), 15 jun (EFE).- El Gobierno de Nueva Zelanda anunció hoy que evalúa la posibilidad de imponer un impuesto al turismo de entre 25 a 35 dólares locales (de 17,4 a 24,4 dólares o de 15 a 21 euros) ante el aumento de visitantes al país.

La tasa, que se aplicaría a los turistas que entren al país por menos de doce meses, se recolectará a través de las solicitudes de visado o de la Autoridad Electrónica de Viajes (ETA, en inglés) propuesta para mejorar la seguridad fronteriza.

El gobierno defendió la medida “para garantizar que nuestros visitantes internacionales contribuyen a las infraestructuras que utilizan y ayuden a proteger el espacio natural del que gozan”, según un comunicado.

Con esta tasa el gobierno prevé recaudar unos 80 millones de dólares locales (55,7 millones de dólares o 48,1 millones de euros).

El impuesto, del que serán exentos los ciudadanos de Australia y varias naciones del Pacífico, se discutirá a partir de hoy en una ronda de consultas a la ciudadanía junto a otros asuntos de inmigración.

También se exceptuará del pago a diplomáticos, militares, personal médico y humanitario, así como los pasajeros en tránsito, a los acreedores de visados de visita de negocios y del APEC o niños menores de dos años, entre otros.

Según datos oficiales de marzo de 2018, unos 3,8 millones de extranjeros llegaron a Nueva Zelanda en los doce meses previos, lo que supone un incremento de 7,8 por ciento respecto al año anterior. EFE