Inicio > Noticias > Internacional > Nueva Zelanda suma 13 nuevos contagios locales de la COVID-19 en Auckland

Nueva Zelanda suma 13 nuevos contagios locales de la COVID-19 en Auckland

Sídney (Australia), 13 ago (EFE).- Las autoridades de Nueva Zelanda confirmaron 13 nuevos contagios locales por la COVID-19 en varios lugares de la ciudad de Auckland, la más poblada del país, y vinculados a los cuatro casos detectados el martes después de que la nación alcanzara 102 días sin encontrar el virus en su territorio.

Entre los nuevos infectados se encuentra un estudiante, tres trabajadores de un centro de transporte de mercancías y siete familiares de estos, además de un trabajador de una entidad de préstamos y un familiar de este, precisó este jueves el director general de Salud de Nueva Zelanda, Ashley Bloomfield.

Todos los casos de transmisión local están vinculados de alguna manera con los cuatro miembros de una familia que dieron positivo hace dos días, mientras las autoridades tratan de averiguar la desconocida fuente de la infección dentro del país.

“Lo que sabemos hasta el momento es que el patrón de la secuencia del genoma de los nuevos casos se parece más a (la cepa de) los de Reino Unido y Australia”, dijo Bloomfield durante una rueda de prensa sin aportar más detalles sobre las indagaciones.

Bloomfield también confirmó hoy un nuevo caso importado: una mujer procedente de Filipinas que se encuentra en un centro de cuarentenas para viajeros internacionales, por lo que el país acumula desde el inicio de la pandemia 1.238 infecciones, incluyendo 22 muertos, de los cuales 36 casos permanecen activos.

El gobierno de Nueva Zelanda, que fue alabado internacionalmente por su gestión frente a la pandemia, reportó el martes de manera inesperada la existencia de cuatro casos de origen desconocido de la COVID-19 en Auckland y ordenó el confinamiento por tres días (hasta la medianoche del viernes) de los 1,7 millones de habitantes de la ciudad.

La primera ministra neozelandesa, Jacinda Ardern, dijo hoy que el crecimiento de los números muestra “la seriedad de la situación”, tras ordenar la víspera el confinamiento total de todos los centros para ancianos e imponer medidas de distanciamiento social en todo el país.

“Recuerden que las cosas empeoran antes de mejorar”, dijo la primera ministra, al insistir en que el plan de su gobierno desde el principio de la pandemia es “actuar temprano y con firmeza”.

El gabinete de Ardern decidirá mañana si extiende las medidas restrictivas conforme a la evolución de la situación.

RASTREANDO EL ORIGEN

Las autoridades neozelandesas intentan detectar el origen del virus, que se cree podría estar en el centro de congelación de mercancías de Americold en Auckland, donde trabaja uno de los miembros de la primera familia infectada.

El director gerente de Americold para Australia y Nueva Zelanda, Richard Winall, dijo hoy a la cadena australiana ABC que si bien se han detectado recientemente dos casos en la planta de la ciudad australiana de Melbourne, su almacén no transporta mercancía a Auckland.

Winall también precisó que el almacén de Auckland recibe mercancías de 15 países, incluyendo Australia, China y Estados Unidos.

Por su lado, el profesor Shaun Hendy, de la Universidad de Auckland, comentó que es probable que el virus haya sido introducido al país por un viajero procedente del extranjero, dijo a la cadena neozelandesa TVNZ.

“Si la familia (cuyos casos se reportaron el martes) tuvieron contacto con un caso importado (no detectado), entonces puede haber unas 25 personas infectadas y en el peor de los casos, cien”, recalcó.

El gobierno de Nueva Zelanda, que impuso el confinamiento en todo el país en marzo, cuando tenía unos 50 casos de COVID-19 entre una población de 4,8 millones de habitantes, logró retornar a la práctica normalidad a principios de junio tras supuestamente eliminar al virus. EFE