jueves, septiembre 24, 2020
Inicio > Noticias > Internacional > Nuevos datos de una muerte en Francia cuestionan la violencia policial

Nuevos datos de una muerte en Francia cuestionan la violencia policial

París, 22 jun (EFE).- La revelación este lunes de nuevos detalles sobre un arresto del pasado enero en Francia ha vuelto a cuestionar la violencia policial, después de que se haya filtrado que la víctima, que fue trasladada en estado grave al hospital y murió dos días después, gritó siete veces a los agentes que se ahogaba.

El vespertino “Le Monde” y el digital “Médiapart” indicaron que han tenido acceso a los últimos elementos de la investigación y a la grabación del teléfono del fallecido, Cédric Chouviat, un repartidor de 42 años detenido el pasado 3 de enero en París durante un control vial.

En el suceso se vieron implicados cuatro agentes que fueron detenidos el 17 de junio, dentro de una investigación judicial abierta por “homicidio involuntario”.

La grabación de la propia víctima y los vídeos registrados también por uno de los policías, de doce minutos en total, reflejan según ambos medios la tensión en la que se produjo esa detención, en la que Chouviat acabó siendo bloqueado contra el suelo por tres de los agentes.

Antes de dejar de respirar, el hombre repitió siete veces que se ahogaba, aseguraron “Le Monde” y “Médiapart”.

Aunque las circunstancias de su arresto todavía no se han esclarecido, el abogado de los cuatro policías, Thibault de Montbrial, indicó pocos días después del suceso que Chouviat conducía con el móvil en la mano y que la matrícula de su moto estaba sucia.

Un testigo citado por “Le Monde” asegura que al hombre se le hizo la práctica del estrangulamiento.

Fue trasladado al hospital en coma y falleció dos días después como consecuencia de una asfixia con fractura de laringe, de acuerdo con la autopsia.

Para los abogados de la familia, este drama debe abrir una reflexión sobre los métodos policiales: “Todos los funcionarios y el Ministerio del Interior saben ya que la técnica del estrangulamiento y el placaje ventral pueden matar a cualquiera en cualquier momento”, apunta en “Le Monde” el letrado Airé Alimi.

La filtración de estos últimos detalles sobre ese arresto se producen en un momento de creciente descontento ciudadano contra la policía francesa, después de que un informe forense difundido también este mes atribuyera la muerte del joven negro Adama Traoré en 2016 a la brutalidad ejercida por los agentes durante su detención.

Los agentes se quejan, a su vez, de abandono por parte del Ministerio del Interior, que el 8 de junio prohibió el estrangulamiento como práctica de detención judicial y aseguró que no se tolerará el racismo en sus filas.

“Dejemos que la Justicia haga su trabajo”, dijo este lunes en la cadena BFM TV Yvan Assioma, secretario general del sindicato policial Alliance Police Nationale en la región parisina, mientras que la familia de Chouviat pide ya que se recalifiquen los hechos de “violencia voluntaria con resultado letal”. EFE

%d bloggers like this: