Inicio > Noticias > Internacional > Número de muertos o heridos en tropas afganas aumentó 5 por ciento entre junio y agosto

Número de muertos o heridos en tropas afganas aumentó 5 por ciento entre junio y agosto

(Sustituye “muertos” por “muertos o heridos”).

Kabul, 31 oct (EFE).- El número de efectivos de las Fuerzas de Defensa y Seguridad Nacional Afganas (ANDSF) muertos o heridos en combate aumentó un 5 % entre el 1 de junio y el 31 de agosto, según un informe del Inspector General Especial de Estados Unidos para la Reconstrucción de Afganistán (SIGAR).

El informe trimestral, que no reveló el número exacto de muertos o heridos a petición del Gobierno afgano, confirmó que alrededor del 60 % de las bajas en las ANDSF en ese periodo ocurrieron en operaciones defensivas.

Mientras que el 40 % restante de las muertes se registraron en operaciones ofensivas, ya que los grupos insurgentes realizaron más ataques ese trimestre.

Los talibanes y otros grupos insurgentes llevaron a cabo 7.183 ataques ese trimestre, lo que muestra un aumento del 19 % en comparación con el mismo período del año pasado.

Casi la mitad (49 %) de los ataques de ese trimestre fueron “efectivos”, es decir que causaron muertes entre las Fuerzas Armadas afganas, las fuerzas de la coalición internacional o entre civiles.

Según el organismo, creado por el Congreso estadounidense para hacer un seguimiento independiente de la guerra, las fuerzas especiales afganas aumentaron sus ataques contra los insurgentes durante los primeros nueve meses de 2019.

Durante ese periodo, las fuerzas afganas llevaron a cabo 2.531 operaciones terrestres contra insurgentes, superando todas las actuaciones de 2018 (2.365).

La Fuerza Aérea estadounidense reportó también un aumento en el uso de municiones durante septiembre de 2019, cuando se lanzaron más bombas o proyectiles (948) que en cualquier otro mes desde octubre de 2010.

Tras el fin de la misión de combate de la OTAN en enero de 2015, la Alianza continúa en Afganistán con alrededor de 13.000 efectivos en labores de asesoramiento y capacitación, de los que Estados Unidos mantiene a cerca de 8.400, como parte de ese operativo de asistencia y de tareas antiterroristas.

Un intento de alcanzar una paz negociada quedó estancado después de que el presidente de EEUU, Donald Trump, cancelara en septiembre de manera abrupta el diálogo con los talibanes tras nueve rondas de negociaciones en Doha después de un atentado en Kabul en el que murió un estadounidense.

La guerra en Afganistán continúa con niveles muy altos de violencia, sin que parezca que la vía de las armas logrará poner fin a dieciocho años de conflicto armado desde la invasión estadounidense en 2001. EFE

%d bloggers like this: