Obispo chileno Ramos irá a cita con papa en representación de Iglesia chilena

Santiago de Chile, 29 dic (EFE).- El obispo Fernando Ramos confirmó hoy que será él quien represente a la Conferencia Episcopal de Chile (CECh), en el encuentro con el papa Francisco en el Vaticano, el próximo 21 de febrero.

La nominación no causó sorpresa en las fuentes eclesiásticas, ya que el actual representante de la Iglesia chilena, Santiago Silva, que en principio viajaría a Roma, es investigado por eventuales encubrimientos de abusos sexuales cometidos por miembros del clero local.

Ramos, administrador apostólico de Rancagua, aseguró en declaraciones al diario “La Tercera” que en la última reunión del CECh, realizada en noviembre pasado, Silva hizo saber su disponibilidad para entregar la plaza.

“En ese espacio, se le solicitó que continuara en su cargo de presidente”, sostuvo el obispo de la región de O’Higgins.

Frente a la invitación del papa para el encuentro de febrero, Ramos explicó que el presidente de la Conferencia Episcopal de Chile le pidió a él que asistiera a la cita en el Vaticano.

Sobre la causa de esa decisión, Ramos señaló que la cita del próximo mes de febrero “es un encuentro importante” y que la idea es evitar que el tema se pueda enfocar en otro tipo de análisis o comentarios que puedan estar vinculados a la figura de Silva.

Juan Carlos Cruz, denunciante de los abusos del exsacerdote Fernando Karadima, trató de “hipócrita” al obispo Ramos al aceptar reemplazar a Silva en el encuentro en el Vaticano sobre protección de menores.

“Fernando Ramos es un hombre tremendamente soberbio que obviamente quiere ir y estar ahí, pero es un hombre que tiene cero empatía con las víctimas”, enfatizó Cruz en declaraciones a la prensa.

“Es un hombre que por un lado dice una cosa y por el otro hace otra, es un verdadero hipócrita. Personas como Fernando Ramos son las que no tienen que ir”, advirtió.

Sin embargo, manifestó su confianza de que al papa no le podrán tergiversar las cosas algo que los obispos chilenos “lo hacen siempre”, apostilló la víctima de Karadima.

El pasado 28 de septiembre, el papa Francisco privó del estado clerical a Fernando Karadima, condenado en 2011 por la Justicia canónica a una vida de reclusión y penitencia por violaciones y abusos sexuales a menores en Chile.

Por su parte, el vocero de los laicos de Santiago, Osvaldo Aravena, comentó que el hecho de que Ramos “vaya en representación de una Conferencia Episcopal renunciada a este encuentro es otra de las debilidades que muestra la Iglesia en Chile, de no entender lo que está ocurriendo”.

“Cada día más chilenos ya no se sienten católicos. Y él habla de una crisis quitándole relevancia a lo que ha sido la gravedad de los delitos que se han cometido, no a ‘cosas que han pasado’ como dice él (Ramos) en el diario, (son) delitos, abuso de menores, abuso de jóvenes”, sostuvo Aravena en declaraciones que difunde el portal La Nación .

En Chile, la Iglesia Católica atraviesa una crisis por casos de abusos sexuales que han salpicado incluso a varios obispos.

Según dijeron a Efe fuentes de la Fiscalía, hasta el pasado 5 de noviembre había abiertas 139 investigaciones que implican a 190 personas relacionadas con la Iglesia católica y a 245 víctimas. EFE