Ocho departamentos hondureños en alerta verde por sistemas de baja presión

El Heraldo

Tegucigalpa, 4 oct (EFE).- La Comisión Permanente de Contingencias (Copeco) de Honduras declaró hoy alerta verde (preventiva) en ocho de los 18 departamentos del país debido a las fuertes lluvias que están generado dos sistemas baja presión.

El organismo de protección civil declaró la alerta, por 48 horas, en los departamentos de Gracias a Dios, Colón, Atlántida, Islas de la Bahía, Cortés (Caribe), Olancho (oriente), Valle y Choluteca, en el sur del país.

Según un informe meteorológico del Centro Nacional de Estudios Atmosféricos, Oceanográficos y Sísmicos (Cenaos) de la Copeco, “dos sistemas de baja presión, uno que está acercándose al Golfo de Fonseca (Pacífico) y el otro en las proximidades de Gracias a Dios” están causando fuertes lluvias en los departamentos bajo alerta.

Uno de los sistemas se encuentra sobre la Mosquitia hondureña y se dirige hacia Belice, mientras que el otro se aproximará la noche del viernes al golfo de Fonseca (Pacífico), cuyas aguas comparten Honduras, El Salvador y Nicaragua, señaló la Copeco en un comunicado de prensa.

Los dos fenómenos dejarán precipitaciones de entre “40 a 60 milímetros hasta un máximo de 80 milímetros en los cuatro departamentos de la costa caribeña y más de 100 milímetros en la región sur de Honduras”, añadió.

Además, causarán un incremento de los cauces de los ríos y riachuelos de ambos litorales donde ya se han reportado lluvias, precisó la Copeco.

Asimismo, el oleaje se podría incrementar en el Mar Caribe con olas de hasta más de un metro de altura a partir de este viernes, mientras en el Pacífico las olas podrían alcanzar más de dos metros.

El organismo de protección civil pidió a las capitanías de puerto “restringir” la salida de embarcaciones de mediano y bajo calado, especialmente las que trasladan personas ante las fuertes precipitaciones.

Además, recomienda a la población que evite cruzar los cauces de ríos, riachuelos, vados y quebradas, cuyos niveles estén elevados por las lluvias, y mantenerse alerta ante los informes oficiales. EFE