Inicio > Noticias > Internacional > OIM: 17.000 migrantes han dejado Grecia para volver a su país desde 2016

OIM: 17.000 migrantes han dejado Grecia para volver a su país desde 2016

Atenas, 30 ago (EFE).- Cerca de 17.000 migrantes han regresado de Grecia voluntariamente a sus países de origen en los últimos tres años, según un informe publicado hoy por la Organización Internacional para las Migraciones (OIM).

Entre las nacionalidades que ocupan los primeros puestos de retorno se encuentran Pakistán (4.292), Irak (4.187), Georgia (1.972), Algeria (1.308) y Afganistán (1.295).

Según las cifras de la OIM, 12.017 eran hombres, 2.817 mujeres y 2.120 niños.

Del total de 16.954 retornados, 4.270 contaron con ayudas económicas para una reintegración sostenible en sus comunidades, con prioridad para los que se encontraban en situaciones de vulnerabilidad o presentaban una determinada experiencia laboral, habilidad o voluntad para la reintegración.

Uno de los retornados, el georgiano Giorgi Ormotsadze, señaló que el plan de integración le ha posibilitado hacer en su país el mismo trabajo que empezó en Grecia en el sector de la construcción.

Ormotsadze compró herramientas y ahora tiene su propio negocio y un salario “estable”, según explicó en el informe.

Según cifras gubernamentales, 73.000 migrantes y refugiados continúan en tierras helenas.

En un país que sufre aún los efectos de la crisis, uno de los mayores problemas que afrontan los migrantes es la falta de oportunidades para integrarse en la sociedad y en el mercado laboral.

De acuerdo con un informe publicado por el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), más de tres cuartas partes de los 4.656 solicitantes de asilo en edad escolar que viven en los centros de recepción no van al colegio.

Asimismo, según este informe, muchos refugiados están furiosos por la superpoblación y las condiciones precarias en los campamentos, en los que no hay, por ejemplo, suficientes retretes y colchones.

Los propios trabajadores del centro de recepción y acogida de Moria, en la isla griega de Lesbos, han denunciado las continuas dificultades que afrontan en un entorno laboral inseguro e insalubre.

“La situación ha llegado a su límite y existen riesgos de epidemias, muertes ante la llegada del frío invernal, suicidios, levantamientos o comportamientos violentos por parte de los migrantes, ya que viven en condiciones miserables”, declaró la asociación de trabajadores del centro en un comunicado. EFE