Ombudsman condena que Congreso de Guatemala busque coartar libertad de prensa

Guatemala, 13 jul (EFE).- El titular de la Procuraduría de Derechos Humanos de Guatemala, Jordán Rodas, manifestó hoy su preocupación por las últimas medidas adoptadas por el Congreso en un intento por limitar el trabajo de los periodistas y así intentar coartar la libertad de prensa.

El magistrado aseguró que cualquier “acción impeditiva o distorsionadora de la labor periodística, por ser frontalmente contraria a la transparencia y, en particular, al derecho de la población a disponer de fuentes diversas a la que ha de poder escoger” debe ser condenada.

La encargada de Comunicación Social y Relaciones Públicas del Congreso de Guatemala, Joselyn Mérida, firmó una serie de cartas que fueron enviadas el jueves a varios periodistas en las que establecía nuevas normas.

Esto se produjo tras un hecho aislado ocurrido hace unas semanas durante una reunión legislativa, en la que supuestamente un periodista gritó “gol”.

Ante ello, envió varias misivas a los directores de los medios locales en los que acusaba a los periodistas de un comportamiento poco profesional y les pedía tomar medidas, a pesar de que los profesionales que cubren diariamente la fuente señalaron que sólo uno gritó.

Además, avanzaba que se haría más control a la hora de permitir el acceso al Congreso, limitando este a los medios que enviaran una autorización por escrito firmada por el director, sus dos últimas publicaciones y copia de su documento de identificación, por lo que se prohibirá la entrada de miembros de ONGs.

Ante esto, el titular de la Procuraduría dijo que esta medida vulnera el acceso libre a las dependencias del Estado, garantizado en el artículo 29 de la Constitución, y el libre acceso a las fuentes de información, contenido en el artículo 35 de la Carta Magna.

Es por ello que expresó su rechazo hacia toda medida “elucubrada con el propósito de menoscabar el legítimo derecho” de los periodistas y reprobó “cualquier forma de intimidación, expresa o subrepticia, para imponer límites a su ejercicio”.

Ahí encuadró el envío de solicitudes a directores de medios de comunicación para que “constriñan la conducta de su personal y coarten deliberadamente su desempeño profesional”.

Ante la solicitud de explicaciones por estas disposiciones, uno de los miembros de comunicación del Parlamento dijo que en ningún momento se busca vedar el ingreso al ente Legislativo y aseguró que la acreditación es sólo “para facilitar el acceso de periodistas a lugares donde, por espacio, hay cupo limitado”.

Desde que asumió la Presidencia del Congreso el opositor Álvaro Arzú han sido varias las críticas por la falta de apertura con los medios. EFE