Inicio > Noticias > Internacional > Once muertos en un nuevo ataque de rebeldes ugandeses en la RD del Congo

Once muertos en un nuevo ataque de rebeldes ugandeses en la RD del Congo

Kinshasa, 27 ago (EFE).- Once personas han muerto en una incursión de los rebeldes ugandeses de las Fuerzas Democráticas Aliadas (ADF) en un pueblo del noreste de la República Democrática del Congo (RDC), informaron hoy a Efe activistas y la Policía.

La población ha encontrado 11 cuerpos sin vida con heridas de machete y otras armas blancas en Maitiki, en la localidad de Mamove, según confirmó a Efe el activista de la sociedad civil de Beni -región donde se produjeron el suceso- Kizito Bin Hangi.

Este descubrimiento se produce después de que en otro ataque de las ADF, que actúa en esta zona de la provincia de Kivu del Norte, muriesen el pasado martes otros 9 civiles, por lo que son 20 las víctimas mortales en apenas tres días.

Los jóvenes descubrieron estos nuevos cuerpos cuando iban camino del cementerio a enterrar a los otros, según dijo Bin Hangi, quien ve probable que se encuentren más cadáveres.

La comunidad de Mamove, donde se produjo el ataque, permanece vacía y todos los vecinos han huido. El Ejército y la Policía han acudido cuando ya era demasiado tarde.

“Solo se escuchaban los cantos de pájaros”, comentó Bin Hangi, haciendo un llamamiento a la protección tanto a las Fuerzas Armadas congoleñas como a la misión de paz de la ONU (MONUSCO).

El portavoz de la Policía Nacional Congoleña (PNC), François Kabeya, confirmó a Efe el ataque, pero no facilitó detalles.

En lo que va de año, se han producido 58 ataques de las ADF en Kivu del Norte, en los que han muerto 293 personas, según los datos de la herramienta de seguimiento de la violencia Kivu Security, impulsada por el Grupo de Investigación sobre el Congo de la Universidad de Nueva York y Human Rights Watch (HRW).

Las ADF empezaron su campaña violenta en 1996 en el oeste de Uganda como contestación política al régimen del presidente ugandés, Yoweri Museveni, al que acusaban de denegar los derechos a los musulmanes, pero el Ejército forzó su repliegue a la frontera con la RDC.

Desde allí realizan incursiones en territorio congoleño, sobre todo para saquear y conseguir víveres.

Su programa es difuso, más allá de una posible conexión con la organización yihadista Estado Islámico (EI) y un “modus operandi” consistente en atacar y ocultarse gracias a una geografía montañosa.

El noreste de RDC lleva años sumido en un largo conflicto alimentado por las milicias rebeldes nacionales y extranjeras y los ataques de soldados del Ejército regular, todo ello pese MONUSCO, que tiene desplegados más de 18.000 efectivos en el país. EFE