ONG condena la alimentación forzosa de un preso palestino en huelga de hambre

7f74cc2f-f6e1-4491-9b75-09a108f1524eJerusalén, 13 ene (EFE).- El Centro Palestino por los Derechos Humanos (PCHR) condenó hoy la aplicación a un preso palestino en huelga de hambre de la legislación israelí que permite alimentar forzosamente a estos reclusos.

“En un paso sin precedentes, el martes 12 de enero de 2016 las fuerzas israelíes aplicaron la ley de alimentación forzosa a un preso en detención administrativa, el periodista Mohamed Al Qiq, que ha estado en huelga de hambre durante 50 días”, informa el PCHR en un comunicado difundido hoy entre los medios.

Según la nota, Al Qiq fue maniatado y después se le administraron fluidos intravenosos en conformidad con la norma aprobada por el Parlamento israelí en julio del año pasado, que permite alimentar a la fuerza a los encarcelados acusados de delitos de terrorismo cuando su vida o salud corran peligro.

“El PCHR está gravemente preocupado por los riegos derivados de esta alimentación forzosa. Y hace un llamamiento a la comunidad internacional de intervenir de inmediato para salvar su vida y detener la alimentación forzosa”, expone en el documento.

Al Qiq, de 33 años, decidió, como muchos otros presos palestinos en prisiones israelíes, recurrir a la huelga de hambre para protestar contra su arresto bajo detención administrativa, figura legal que permite a Israel encerrar a sospechosos sin necesidad de presentar cargos o celebrar juicios, por periodos renovables de hasta seis meses.

En la actualidad se encuentra ingresado en el hospital de Afula, en Israel, pero el PCHR teme por su vida después de que haya perdido 13 kilos y presente un cuadro médico que incluye dolor de cabeza permanente, malestar en el estómago y articulaciones, y vómitos. EFE