ONG de familiares de hondureños desaparecidos exige justicia en sus 34 años

Tegucigalpa, 30 nov (EFE).- El Comité de Familiares de Detenidos Desaparecidos en Honduras (Cofadeh) exigió hoy en la conmemoración de su 34 aniversario de fundación justicia por la desaparición de al menos 184 personas en el decenio de 1980.


“De los desaparecidos por sus ideas que nosotros hemos buscado han sido desenterrados catorce y cuatro han sido identificados, pero seguiremos en nuestra lucha de seguir buscándolos y exigiendo justicia”, dijo a Efe la coordinadora del Cofadeh, Bertha Oliva.

La ceremonia conmemorativa al 34 aniversario del Cofadeh se celebró en el “Hogar contra el Olvido”, en el sector de Santa Ana, unos 30 kilómetros al sur de Tegucigalpa, entre un bosque de caobas y robles sembrados hace varios años por el organismo, familiares y amigos de los desaparecidos, entre otros.

Oliva recalcó que “los desaparecidos no se desaparecieron, sino que los secuestró, desapareció y asesinó el Estado en distintos puntos del territorio nacional como parte de una política pública de Seguridad Nacional, creada, financiada y dirigida por el Gobierno de los Estados Unidos entre 1979 y 1992”.

Entre los invitados al evento figuraron Omar Gómez, de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos en Tegucigalpa, abierta la semana pasada a petición del Gobierno hondureño que preside Juan Orlando Hernández.

Diplomáticos, entre ellos un representante de la Embajada de Estados Unidos en Tegucigalpa, líderes de organismos humanitarios y organizaciones de desarrollo no gubernamental; viudas, hijos, nietos y bisnietos de desaparecidos, asistieron además al evento.

Oliva enfatizó que por ninguno de los cuatro casos de desaparecidos que fueron hallados e identificados por el Cofadeh se hizo justicia, lo que atribuye a que “el sistema de justicia se coludió con los que fueron señalados como autores intelectuales y materiales de los desaparecidos”.

“En otros casos han tratado de sobreseer los juicios”, dijo Oliva, quien fue esposa de Tomás Nativí, un dirigente sindical desaparecido y asesinado en 1981.

La dirigente del Cofadeh expresó que en 34 años de lucha han aprendido mucho y que se han sumado muchas personas, algunas que no tienen un vínculo directo con un familiar desaparecido, sino por “su compromiso con la defensa y la tutela de los derechos humanos”.

“Yo creo que el éxito del Cofadeh ha sido posicionar a nuestros desaparecidos en el imaginario colectivo del planeta”, acotó.

El representante de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos elogió el trabajo que desarrolla el Cofadeh y dijo que el “Hogar contra el Olvido” es un sitio agradable porque les permite “reunirse a plena luz del día para hablar de la situación”.

Agregó que ha sido importante el papel del Cofadeh en la búsqueda de los desaparecidos y que de los primeros casos conocidos en su momento por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, tres son hondureños.

Gómez, de nacionalidad mexicana, indicó además que conocer la verdad sobre las personas desaparecidas significa trabajar por conocer la verdad y “sacar a la luz toda la información que está oculta”.

Desde su fundación en 1982, el Cofdeh exige una vez al mes, en la Plaza La Merced, en el Centro Histórico de Tegucigalpa, justicia contra los autores intelectuales y materiales de las desapariciones entre 1979 y 1992, lo que atribuyen a civiles y militares.

En su 34 aniversario, el Cofadeh celebró un foro sobre el “Derecho de las víctimas a la reparación integral” y ratificó su lema “De los hechos y hechores, ni olvido ni perdón”. EFE