ONG denuncia que colonos israelíes “ejecutaron” a palestino acusado de ataque


Jerusalén, 14 abr (EFE).- La ONG israelí Betselem acusó hoy a colonos de “ejecutar” a un palestino, muerto a tiros cuando supuestamente cometía un ataque en la Cisjordania ocupada, y denunció a los efectivos del Ejército de Israel que acudieron al lugar por borrar las grabaciones que así lo atestiguaban.

Los hechos se remontan al 3 de abril, cuando, según informó entonces el Ejército, un palestino de 23 años murió a manos de un colono después de intentar presuntamente apuñalarle a él y a su hija cuando viajaban en su vehículo, tras lo cual el civil “disparó y lo neutralizó”.

Betlselem contradijo hoy esta versión y afirmó que el palestino lanzaba piedras contra automóviles con matrícula israelí, cuando el conductor de uno de esos vehículos se detuvo y disparó “aparentemente desde el interior del coche”, causándole heridas.

Después se bajó del vehículo y disparó varias veces más “a matar”, dijo a Efe el portavoz de Betselem, Amit Guilutz, unos tiros efectuados “sin ninguna justificación, cuando ya yacía herido en el suelo”.

El palestino murió poco después de ser ingresado en un hospital.

De acuerdo con esta ONG, efectivos del Ejército llegaron al lugar de los hechos, dispersaron a la multitud con granadas de aturdimiento y entraron en tiendas cercanas para revisar las cámaras de seguridad.

“Se encargaron de eliminar cualquier grabación del incidente para asegurarse de que la verdad nunca salga a la luz” y evitar que las personas que dispararon “afronten cargos o rindan cuentas” de lo sucedido, consideró la organización.

Según Betselem, los soldados israelíes grabaron con sus teléfonos móviles (celulares) las imágenes de la cámaras y luego borraron el contenido de estas.

Además, la ONG acusó al Ejército de “ignorar los hechos” y de “no hacer nada para arrestar a los dos colonos” implicados.

El Ejército aseguró hoy a Efe, tras la publicación del informe, que el incidente fue “un intento de apuñalamiento” y añadió que “actualmente está bajo investigación”.

“El asaltante fue disparado por civiles y lo neutralizaron después de que arrojara piedras a coches israelíes. Más tarde, el agresor se aproximó a uno de los coches e intentó llevar a cabo un apuñalamiento”, apuntó. EFE