ONU-DH pide a López Obrador priorizar lucha contra desapariciones forzadas

México, 29 ago (EFE).- La Oficina en México del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ONU-DH) pidió hoy al presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, que el combate contra las desapariciones forzadas sea “una prioridad para el próximo gobierno federal”.

“Es momento de que México inicie una nueva etapa y ponga fin a la angustia sin tregua que han enfrentado las miles de víctimas de desaparición en el país”, dijo Jan Jarab, representante de ONU-DH en México.

Con motivo del Día Internacional de las Víctimas de Desapariciones Forzadas, Jarab sostuvo que “México tiene que superar la pesada herencia de decenios de negación, falta de reconocimiento de la dimensión del problema, ausencia de voluntad, ineficacia y revictimización”.

En ese sentido, urgió a López Obrador, quien asumirá el poder el 1 de diciembre, a que implemente una ley sobre este tema para “erradicar las desapariciones, buscar de manera apropiada a las personas desaparecidas y garantizar la atención y reparación a las víctimas”.

Pidió que las familias de las víctimas tengan una “participación efectiva” en la aplicación de dicha ley y saludó “las señales” emitidas por el equipo de López Obrador que anticipan que esa es la intención del próximo gobierno.

“Pero el reto no solamente es de la Federación. Los estados y los municipios también tienen que comprometerse, reconocer el problema, su trágica incidencia y el dolor causado a las víctimas, así como abrir espacios de participación auténticos para las familias”, subrayó Jarab.

Asimismo, pidió incluir en el combate contra las desapariciones forzadas los casos sucedidos durante la llamada “guerra sucia” que ejerció el Estado mexicano durante la década de los 70 contra disidentes políticos.

Hace hoy 40 años, un grupo de madres mexicanas emprendió una huelga de hambre en el centro de Ciudad de México para exigir la búsqueda de sus hijos desaparecidos por la represión estatal.

De acuerdo con registros oficiales, al menos 37.436 personas permanecen no localizadas en México.

Bajo el mandato de Enrique Peña Nieto (2012-2018), del Partido Revolucionario Institucional (PRI), el caso más mediático ha sido la desaparición en 2014 de los 43 estudiantes de la escuela para maestros de Ayotzinapa en manos de policías corruptos. EFE