ONU dice que atentados del ELN contra Policía en Colombia violaron el DIH

El Espectador

Bogotá, 9 feb (EFE).- La Oficina en Colombia del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos concluyó que la guerrilla del ELN violó el Derecho Internacional Humanitario (DIH) con los ataques perpetrados en el norte del país en enero pasado y que dejaron ocho policías muertos y más de 40 heridos.

El Frente de Guerra Urbano Nacional del ELN se atribuyó los atentados contra instalaciones del barrio San José de Barranquilla y en el caserío Buenavista, municipio de Santa Rosa, en el departamento de Bolívar, ocurridos los pasados 27 y 28 de enero.

En el caso de Barranquilla, tras verificar los atentados, la ONU aseguró en un comunicado que los policías atacados no estaban involucrados en hostilidades derivadas del conflicto armado y que, por el contrario, se encontraban realizando labores para mantener el orden en una zona urbana.

“No pueden ser considerados como combatientes, junto con los civiles que resultaron heridos en este ataque. En ese sentido, este acto implica una infracción al DIH y una violación de los derechos a la vida e integridad personal de las víctimas”, aseguro la ONU.

En lo que hace referencia al ataque a la estación policial Buenavista, la ONU asegura que “la Oficina obtuvo información indicando que si bien existía interacción y cooperación de la Policía con el Ejército en esa región en el marco del conflicto armado interno, no es claro que los agentes y oficiales destacados en esa estación participaban de acciones militares”.

La ONU dijo que no es claro si los agentes y oficiales destacados en esta estación participaban de acciones militares, por lo que pidieron a las autoridades judiciales aclarar el hecho.

“Si como producto de esa investigación se encuentra que los policías no estaban participando en acciones militares, debe advertirse que los policiales de la Estación ubicada en el corregimiento de Buenavista, al igual que la población civil que sufrió daños a sus viviendas, también gozan de la protección establecida en el marco del DIH”, explicó Naciones Unidas.

Finalmente, instó al Gobierno colombiano y al ELN mantener el dialogo y aunar esfuerzos para lograr consolidar un acuerdo de paz con base en el respeto y la garantía de los Derechos Humanos, por ambas partes.

Tras los atentados, el Gobierno colombiano suspendió los diálogos que se realizan en Quito desde febrero del año pasado. EFE