Inicio > Noticias > Internacional > ONU inicia cónclave de buenos propósitos para reforzar la cooperación Sur-Sur

ONU inicia cónclave de buenos propósitos para reforzar la cooperación Sur-Sur

Rodrigo García

Buenos Aires, 20 mar (EFE).- Autoridades políticas mundiales y de los más destacados organismos internacionales iniciaron este miércoles en Buenos Aires una reunión impulsada por la ONU que busca poner al día los objetivos más acuciantes de la cooperación del mundo emergente, que permitan bregar por el desarrollo y mejorar la vida de la gente.

La II Conferencia de Alto Nivel de las Naciones Unidas sobre la Cooperación Sur-Sur se celebra 40 años después de la primera, que también tuvo lugar en la capital argentina, por lo que la cita cobra un especial simbolismo, al servir de balance del camino efectuado en las últimas cuatro décadas.

“Gracias en parte a la Cooperación Sur-Sur, millones de mujeres, hombres y niños han salido de la pobreza extrema. Los países en desarrollo han alcanzado algunas de las tasas de crecimiento económico más rápido que se han visto hasta el momento”, dijo el secretario general de la ONU, António Guterres, en la apertura de la reunión.

La reunión de cooperación más destacada del mundo emergente congregará hasta el viernes En el Centro de Exposiciones y Convenciones (CEC) a autoridades de 193 países, entre jefes de Estado, ministros y representantes de organismos de diversa índole.

Como resultado, se espera la elaboración de un documento centrado en los 17 objetivos de la Agenda 2030, relativos al fin de la pobreza, la igualdad de género o el cambio climático.

Guterres alertó de aspectos clave como el desafío de la creciente desigualdad entre los países y la necesidad de que la cooperación permita construir sociedades más inclusivas.

También el problema del cambio climático, con el que se está “perdiendo la carrera”: 2018 fue el cuarto año más caluroso registrado y los desastres naturales están afectando a casi todas las regiones.

Es así que la cooperación debe apuntar a la transformación de las economías que dependen de los combustibles fósiles, para que viren hacia el desarrollo sostenible y la protección medioambiental.

Asimismo, el secretario general alentó a trabajar en las necesidades de infraestructura y energía, ya que estas se expandirán enormemente por el crecimiento de la población; e hizo especial hincapié en la cuestión de género, que debe estar “en el corazón de todos los esfuerzos”.

Precisamente este asunto fue destacado por la presidenta de la Asamblea General de la ONU, María Fernanda Espinosa, para quien alcanzar la igualdad y el empoderamiento de las mujeres “es una necesidad y obligación”.

La diplomática ecuatoriana fue tajante a la hora de defender la cooperación entre países emergentes, ya que ha sido capaz de “superar modelos asistencialistas y verticales” y supone una importante herramienta para lograr “cambios positivos” para erradicar la pobreza.

No obstante, ante la “oleada de cuestionamientos al sistema multilateral” y las fuerzas “aislacionistas” y el “nacionalismo extremo” que aseguró están resurgiendo en el mundo, pidió “responder” con mayor liderazgo.

En la apertura de la Conferencia, con el presidente de Argentina, Mauricio Macri, como anfitrión, estuvieron también presentes los jefes de Estado de Uruguay, Tabaré Vázquez; de Paraguay, Mario Abdo Benítez; de Chile, Sebastián Piñera; de Estonia, Kersti Kaljulaid o el rey Mswati III de Suazilandia.

“Nos encontramos ante una gran oportunidad para fortalecer un sistema que nos permite intercambiar conocimientos y fortalecer nuestras capacidades cada vez más”, destacó Macri, que deseó que se puedan alcanzar acuerdos que permitan “mejorar la vida de la gente”.

Por su parte, tanto Abdo Benítez como Vázquez rompieron una lanza a favor de la cooperación y coincidieron en la necesidad de reformular los criterios de medición de desarrollo y graduación que se aplica a los países.

“Creemos que los criterios vigentes son anacrónicos y perjudican a países que como Uruguay están en la seda del desarrollo pero aun necesitan de una cooperación repensada”, declaró el mandatario uruguayo.

Destaca además la intervención del comisario de Cooperación Internacional y Desarrollo de la Unión Europea, Neven Mimica, que aseguró que la Agenda 2030 “debería guiar la política de cada país”; y la del viceprimer ministro chino, Hu Chunhua, que afirmó que China seguirá con su política de no aranceles para las importaciones de países en desarrollo.

Además de las plenarias, en las que exponen cada uno de los representantes, de forma paralela en el CEC y en otros edificios se celebran mesas redondas interactivas y conferencias públicas.

Una de ellas, encabezada por la secretaria general iberoamericana, Rebeca Grynspan, ahondó en la implementación de la Agenda 2030 para las personas con discapacidad, y se destacó que a pesar del progreso en las políticas en la materia, todavía existen “barreras invisibles culturales” que la sociedad no reconoce.

Entre la diversidad de temáticas, este jueves, por ejemplo, se debatirá en otro evento sobre la atención a los emigrantes venezolanos, a propuesta del canciller de Ecuador, José Valencia.

A pesar de que no se espera que la crisis de Venezuela -país que no registró ningún representante para participar de la reunión- esté incluida en el documento final de la Conferencia, la problemática sí se ha colado entre los temas tratados en algunas de las reuniones bilaterales entre las autoridades políticas. EFE