ONU pide Australia repatríe refugiados que envió a Papúa Nueva Guinea y Nauru

Ginebra, 12 oct (EFE).- La ONU hizo hoy un llamamiento urgente a Australia para que repatríe a los refugiados y solicitantes de asilo que transfirió de manera forzosa a Papúa Nueva Guinea y Nauru, donde viven en centros en malas condiciones sanitarias.

“Australia debe evitar que la tragedia de aquellos que fueron transferidos a la fuerza continúe y trasladarlos de inmediato a su territorio, donde pueden recibir atención y apoyo adecuado”, manifestó la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR).

Unas 1.420 personas están en condiciones que se asimilan a la detención en los centros ubicados en la isla de Manus, en Papua Nueva Guinea, y en Nauru, tras la evacuación de unas 500 por razones médicas.

Muchos de esos retornos a Australia fueron ordenados por la justicia de este país.

“En septiembre de este año, más refugiados y solicitantes de asilo fueron objeto de una evacuación médica desde Nauru que en los dos años anteriores juntos”, explicó la organización de la ONU, como muestra de la gravedad de la situación.

En cambio, desde Papúa Nueva Guinea no hubo evacuaciones, “a pesar del urgente imperativo para ello”, agregó el ACNUR, que denunció que el pasado mes hubo varios intentos de automutilación y suicidio.

Relató que uno de los casos de los que recibieron información fue el de una niña preadolescente, que según los partes médicos se roció con combustible antes de intentar prenderse fuego y que, a pesar de la opinión de los médicos, permanece en Nauru.

Hasta el momento doce personas han muerto y en la mitad de casos se trataría de suicidios.

El ACNUR rechazó la posición adoptada por Australia, según la cual la situación descrita es un problema exclusivamente de Papúa Nueva Guinea y de Nauru, pues considera que Australia ha diseñado, financiado y gestionado este sistema con la participación de los otros dos países.

“La responsabilidad final recae sobre Australia y este país debe rendir cuentas por las consecuencias”, comentó la portavoz del ACNUR, Catherine Stubberfield.

Los refugiados y solicitantes de asilo han escapado de los conflictos en Afganistán, Somalia y Siria y de situaciones de persecución, como es el caso de la minoría rohinyá de Birmania. EFE