ONU pide que se retiren cargos y se libere a activistas detenidos en Turquía

 

Ginebra, 13 nov (EFE).- Un grupo de expertos de la ONU criticó hoy que se acuse de terrorismo a defensores de los derechos humanos y “personas que legítimamente expresan sus disidencias” en Turquía, por lo que pidió que se retiren esos cargos y se libere a los activistas detenidos.

En un comunicado, los especialistas destacan algunos casos “preocupantes”, como el arresto del presidente de Amnistía Turquía, Taner Kiliç, y los de diez defensores de los derechos humanos en julio pasado en la isla de Buyukadea.

También se refieren a la detención de catorce abogados de la ONG Oficina de Derecho Popular y el reciente arresto y acusación del líder, empresario y activista Osman Kavala.

“Pedimos la liberación inmediata de todos los defensores de derechos humanos y abogados y apelamos a las autoridades turcas a que retiren los cargos de terrorismo contra ellos”, manifiestan.

Según los expertos, “estos casos demuestran la voluntad preocupante de silenciar a personas cuyo trabajo implica cuestionar las opiniones y políticas del Gobierno de forma legítima”.

Alertan de que la mayoría de acusaciones de terrorismo se basa únicamente en acciones como “descargar programas de protección de datos, publicar opiniones en desacuerdo con las políticas antiterroristas del Gobierno, organizar manifestaciones u ofrecer representación legal a otros activistas”.

El grupo de expertos añadió que la mayor parte de activistas está detenido en condiciones que podrían considerarse inhumanas o degradantes.

“Desde el intento de golpe de estado en julio de 2016 hemos visto con alarma el arresto, la detención y la persecución de personas críticas con el Gobierno turco y que trabajan para proteger los derechos humanos”, resaltan los especialistas.

Concluyen que “las autoridades turcas no han conseguido probar que tales expresiones representen un riesgo para la seguridad nacional equivalente al terrorismo”.

El grupo de expertos que emitió este pronunciamiento está formado por la relatora sobre el derecho a la libertad de reunión pacífica y de asociación, Annalisa Ciamp; el relator sobre la situación de defensores de derechos humanos, Michel Forst y el presidente del Grupo de Trabajo de la ONU sobre detenciones arbitrarias, José Antonio Guevara Bermúdez.

También participan el relator sobre la libertad de opinión y expresión, David Kaye, y la responsable de la protección de los derechos humanos en la lucha contra el terrorismo, Fionnuala Ní Aoláin. EFE