Inicio > Noticias > Internacional > ONU preocupada por ataque contra líderes sociales en el suroeste de Colombia

ONU preocupada por ataque contra líderes sociales en el suroeste de Colombia

Bogotá, 6 may (EFE).- La Organización de Naciones Unidas (ONU) expresó este lunes su preocupación por el ataque del que fueron objeto el pasado 4 de mayo varios líderes sociales en el departamento colombiano del Cauca, ubicado en el suroeste del país, en el que dos escoltas resultaron heridos.

“Las Oficinas de la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos y de ONU Mujeres en Colombia expresamos nuestra profunda preocupación por el atentado en contra de defensoras y defensores de derechos humanos en el Cauca”, indicaron los organismos en un comunicado.

Al mismo tiempo, la ONU urgió que se respete la labor de los líderes de “defender los derechos humanos y participar en las decisiones políticas y económicas del país, sin temor a recibir señalamientos públicos, amenazas y ataques contra sus vidas”.

En el comunicado el organismo internacional condenó el ataque con armas de fuego y granadas del que fueron víctimas el 4 de mayo más de 20 defensores de derechos humanos de la Asociación de Consejos Comunitarios del Norte del Cauca, la Asociación de Mujeres Afrodescendientes del Norte del Cauca y del Proceso de Comunidades Negras.

La líder social Francia Márquez, ganadora en 2018 del Premio Medioambiental Goldman y del Premio Nacional a la Defensa de los Derechos Humanos en 2015, informó que el día del atentado estaban “preparando una reunión para los diálogos con el Gobierno en el marco de los acuerdos con la minga y fuimos atacados con armas y granadas”.

El Ejército identificó a los escoltas heridos como Luis Alexander Becerra Asprilla y Jildardo Ramírez, quienes fueron trasladados a un centro médico.

El Gobierno colombiano y el Consejo Regional Indígena del Cauca (CRIC) lograron un acuerdo el pasado 6 de abril para levantar los bloqueos a la Vía Panamericana, que conecta a Colombia con Ecuador y que duraron 27 días, causando grandes pérdidas económicas para esa región del país.

El acuerdo contempla inversiones por 800.000 millones de pesos (unos 247 millones de dólares) para mejorar las necesidades en vivienda, salud, proyectos productivos e infraestructura rural, entre otras.

Tras este hecho, la ONU exhortó hoy al Estado a que “investigue, juzgue y sancione a los responsables materiales e intelectuales de los ataques”.

También, solicitó concertar e implementar “medidas de protección eficaces con enfoque étnico y de género para prevenir ataques y crear entornos protectores que garanticen la vida y la cultura de estos pueblos”. EFE

%d bloggers like this: