Inicio > Noticias > Internacional > Oposición de Nicaragua avisa que no avalará salida de crisis a sus espaldas

Oposición de Nicaragua avisa que no avalará salida de crisis a sus espaldas

Managua, 29 ago (EFE).- La Unidad Nacional Azul y Blanco, el grupo opositor más amplio de Nicaragua, advirtió este jueves que no avalará una salida de la crisis local a sus espaldas, luego de conocer la posición del Gobierno sobre el tema ante la Organización de los Estados Americanos (OEA).

“Cualquier acuerdo sobre garantías electorales debe ser producto de un (compromiso) entre la dictadura orteguista y el pueblo nicaragüense, representado en la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia, donde el papel de la OEA sea de mediador y garante”, informó la Unidad en un comunicado.

La posición de la Unidad, similar a la de la Asamblea General de la OEA, fue una reacción a la expresada por el representante del Gobierno de Daniel Ortega ante el organismo, Luis Alvarado, durante la conformación de la Comisión Especial para encontrar una salida a la crisis de Nicaragua.

Alvarado dijo que el Gobierno de Nicaragua quiere “trabajar con la OEA (…), así hemos acordado soberanamente procesos de fortalecimiento de la institucionalidad electoral y procesos electorales”, sin tomar en cuenta a la oposición.

Las palabras de Alvarado han hecho que la oposición tema un posible acuerdo entre Ortega y el secretario general de la OEA, Luis Almagro, para establecer una salida a la crisis vía reformas electorales insuficientes para que Nicaragua vuelva a la democracia.

Por esa razón, la Unidad “lamentó” que en su informe sobre Nicaragua ante el Consejo Permanente de la OEA, el representante de Almagro, Luis Ángel Rosadilla, “haya omitido aspectos relevantes de la realidad que sufre el pueblo nicaragüense” sobre el estilo de Gobierno de Ortega.

“El pueblo nicaragüense continúa bajo asedio de un régimen ilegítimo y represivo que mediante la fuerza bruta de las armas, pretende mantener a todo el país bajo un estado de sitio de facto, mientras mantiene secuestrados a más de 130 presos políticos e impide con violencia la más mínima expresión de protesta ciudadana”, sostuvo la Unidad.

También reiteró su interés en que la Comisión Especial, que desde ayer tiene 75 días para brindar un informe sobre Nicaragua, lo elabore “lo más pronto posible, toda vez que la dictadura ha dado muestras palpables de su absoluta falta de voluntad para facilitar una salida pacífica y cívica ante la ausencia total de democracia”.

En 16 meses la crisis sociopolítica de Nicaragua ha dejado 328 muertos, según la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), pero organismos humanitarios locales cuentan 595 y el Gobierno acepta 200.

La OEA tiene en proceso la aplicación de la Carta Democrática Interamericana contra Nicaragua por rompimiento del orden constitucional, que de aplicarse suspendería al país del organismo. EFE