Oposición de Nicaragua pide que OEA recuerde a Gobierno que respete derechos

Managua, 15 mar (EFE).- Un grupo opositor en Nicaragua pidió este viernes a la Iglesia y a la OEA que intercedan para que el Gobierno respete el derecho a la libre movilización, en la víspera de una marcha por la libertad de los “presos políticos”, que la Policía ha prohibido.

“Solicitamos sus buenos oficios para asegurarse de recordar al Gobierno de Nicaragua (…) que se respeten los derechos constitucionales, en este caso, de movilización”, pidió la opositora Unidad Nacional Azul y Blanco.

La solicitud fue hecha en cartas al nuncio apostólico en Nicaragua, Waldemar Stanislaw Sommertag, el delegado de la secretaría general de la Organización de Estados Americanos (OEA), OEA, Luis Ángel Rosadilla, así como a la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia, también de oposición y que negocia la salida a la crisis con representantes del Estado.

El nuncio y Rosadilla participan como “testigo y acompañante” en las negociaciones, en las que la oposición busca “justicia y retorno a la democracia”, mientras que el Gobierno intenta extender la permanencia del presidente Daniel Ortega en el poder al menos hasta las elecciones de 2021.

La convocatoria de la Unidad Nacional tiene como objetivo presionar para que el Gobierno libere de forma “incondicional y absoluta” a cientos de personas arrestadas por participar en protestas contra Ortega.

La Policía Nacional, que en noviembre pasado prohibió toda manifestación contra Ortega o en apoyo a personas que se oponen a su Gobierno, declaró que la marcha anunciada por la Unidad no cuenta con su permiso.

El movimiento opositor reiteró su invitación a la manifestación con base en el artículo 54 de la Constitución Política nicaragüense, que “reconoce el derecho de concentración, manifestación y movilización pública de conformidad con la ley”.

Según la oposición de Nicaragua, los reos no cometieron delito al participar en protestas antigubernamentales, las que han sido repelidas con armas de guerra desde abril pasado.

Al menos 762 personas permanecen con algún tipo de régimen carcelario en Nicaragua tras participar en protestas antigubernamentales, según el Comité Pro Liberación de Presas y Presos Políticos.

Nicaragua sufre una grave crisis que ha dejado 325 muertos en 11 meses, de acuerdo con la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), aunque algunos grupos locales humanitarios elevan a 561 las víctimas mortales, mientras que el Ejecutivo solo reconoce 199 y denuncia un intento de golpe de Estado.

La CIDH ha insistido en que el Gobierno de Nicaragua ha cometido crímenes “de lesa humanidad”, mientras que la aplicación de la Carta Democrática Interamericana está en proceso en la Organización de Estados Americanos (OEA), lo que podría culminar con la suspensión del países centroamericano del organismo continental. EFE