Oposición española quiere elecciones anticipadas, pero discrepa sobre cuándo

El País

Madrid, 26 may (EFE).- Partidos españoles de la oposición discreparon hoy sobre el momento de una eventual convocatoria de elecciones anticipadas, después de que los socialistas presentaran este viernes una moción de censura contra el jefe del Ejecutivo, el conservador Mariano Rajoy, que gobierna en minoría.

El Partido Socialista (PSOE), principal de la oposición, registró la moción después de que el gobernante Partido Popular (PP) fuera condenado a pagar 245.492 euros por haberse lucrado de una trama de corrupción de empresarios y antiguos altos cargos.

En estas circunstancias, los socialistas y los liberales de Ciudadanos -también en la oposición- creen que deben convocarse comicios antes de que acabe la legislatura, que comenzó en 2016, pero difieren sobre cuándo: dentro de un tiempo o inmediatamente.

El PSOE cuenta con 85 de los 350 diputados del Parlamento español, así que necesitará a otros partidos para sumar mayoría absoluta (al menos 176 votos) y desbancar a Rajoy.

Si esto ocurriera, el líder socialista, Pedro Sánchez, formaría gobierno y, según dijo este viernes, convocaría elecciones “cuanto antes”, tras recuperar la “normalización” política.

La secretaria de Igualdad del PSOE, Carmen Calvo, argumentó hoy que los socialistas quieren “estabilizar” España, conseguir una serie de objetivos sociales, hacer “limpieza” -en alusión a las políticas del PP- y convocar elecciones en “unos meses”, sin precisar más.

Por el contrario, Ciudadanos (32 diputados), que ha apoyado hasta ahora al gobierno en minoría de Rajoy, considera que la legislatura ha quedado “liquidada” por la corrupción que afecta al PP (134 diputados) y plantea un adelanto electoral inmediato.

El secretario general de Ciudadanos, José Manuel Villegas, rechazó este sábado la moción de censura “irresponsable” de los socialistas para formar “un gobierno ‘frankenstein’ en manos de quienes quieren romper España”.

Aludió así a que el PSOE necesitaría el apoyo parlamentario de los partidos independentistas catalanes para llegar a gobernar.

Villegas ofreció a los socialistas pactar una “moción instrumental” con el único objetivo de ir a nuevas elecciones, si el propio Rajoy no las convoca ya, como le exige Ciudadanos.

Rajoy defendió, no obstante, que es partidario de agotar las legislaturas, de manera que las elecciones serían en 2020.

Por ahora, los socialistas cuentan con el apoyo del izquierdista Unidos Podemos (67 diputados) a su moción de censura, y necesitarían también el voto de los independentistas catalanes.

Éstos últimos están muy molestos con el PSOE, y también con Ciudadanos, por haber respaldo a Rajoy frente al desafío separatista en la comunidad autónoma de Cataluña.

“Nuestros votos deben tener condiciones”, advirtió en este sentido la coordinadora general del PDeCAT (centroderecha independentista), Marta Pascal.

Mientras tanto, arrecian las críticas del Ejecutivo y del PP contra el líder socialista, a quien acusaron de guiarse por intereses “partidistas” y “personales” y de ser “el judas de la política”. EFE