Oposición pide que Duarte pague por presuntos delitos cometidos en Veracruz

Foto: expansion.mx

Foto: expansion.mx

México, 12 oct (EFEMEX).- El gobernador del estado mexicano de Veracruz, Javier Duarte, quien pidió licencia al Congreso para dejar el cargo a partir de hoy, debe pagar con cárcel por los delitos de los que se le acusa, señalaron hoy los principales partidos de oposición.

Duarte, del oficialista Partido Revolucionario Institucional (PRI), explicó hoy que solo así puede defenderse de las acusaciones de enriquecimiento ilícito, peculado e incumplimiento del deber legal, en momentos en que ese estado vive un auge de la violencia.

“Las autoridades deben asegurarse de que Javier Duarte no se dé a la fuga, esto sería gravísimo, porque Javier Duarte abandona la gubernatura en medio de una terrible crisis financiera y de seguridad en Veracruz”, afirmó el presidente del conservador Partido Acción Nacional (PAN), Ricardo Anaya.

La lista de agravios es “muy larga”, dijo Anaya, quien aseguró que Duarte convirtió a Veracruz en uno de los estados más peligrosos para ejercer el periodismo e incumplió con los pagos a la Universidad del estado.

Además, apuntó, desvió miles de millones de pesos, otorgó contratos a empresas fantasmas y endeudó de manera irresponsable al estado, unos señalamientos por los que ya es investigado por la Fiscalía general.

“Esto no puede quedar sin castigo, no queremos venganza, sí exigimos justicia. Quien se llevó el dinero del pueblo lo tiene que devolver, y quien cometió actos graves de corrupción debe ir a la cárcel”, añadió.

El gobernador electo de Veracruz, Miguel Ángel Yunes, acusó hace meses a Duarte de tener, utilizando nombres de familiares y conocidos, 25 propiedades en México y fuera del país, con un valor que supera los 3.000 millones de pesos (158.116 millones de dólares).

Duarte -al que el PRI le suspendió sus derechos en septiembre, un paso previo a la expulsión- rechazó tener propiedades en el extranjero y aseguró que solo tiene dos casas en el país, que no es rico y que vive de su salario.

Además, señaló que las denuncias en su contra son “infamias”, “calumnias” y carecen de “fundamento”, y prometió quedarse en el país para limpiar su nombre.

El grupo parlamentario del izquierdista Partido de la Revolución Democrática (PRD) afirmó hoy que “no es suficiente la renuncia” de Duarte. “Ante todo, es indispensable recuperar todo lo que se ha sustraído indebidamente”, aseveró.

Ese desvío de recursos “ha resultado en saldos trágicos para la ciudadanía”, apuntó tras precisar que el faltante detectado en las finanzas del estado “atañen a por lo menos 35.000 millones de pesos (1.867 millones de dólares).

Y es que la Auditoría Superior de la Federación (ASF) reportó que en el periodo 2011-2013 dicho monto está pendiente de solventar en Veracruz.

El PRD pidió someterlo “a la brevedad a juicio político con todos sus colaboradores involucrados en las irregularidades”.

En tanto, el presidente del PRI, Enrique Ochoa, llamó a los diputados de esa formación política en Veracruz a que procesen a la brevedad la separación de Duarte del cargo, e instó a las autoridades federales a seguir las investigaciones en contra del político, al que solo le faltan 48 días para terminar su mandato.

Ochoa dijo que desde que asumió las riendas del partido en julio pasado inició una lucha frontal contra la corrupción y “a favor de la rendición de cuentas en el país”. EFEMEX