domingo, septiembre 19, 2021
Inicio > Noticias > Internacional > Opositores denuncian una “escalada de violencia” en Nicaragua

Opositores denuncian una “escalada de violencia” en Nicaragua

Managua, 20 abr (EFE).- La opositora Unidad Nacional Azul y Blanco denunció este martes una “escalada de violencia” en Nicaragua en el contexto de la crisis social, política y de derechos humanos que vive el país desde hace tres años, así como la detención de uno de sus integrantes.

“La Unidad Nacional Azul y Blanco denuncia nacional e internacionalmente una escalada de violencia y el aumento de los asedios, intimidaciones, allanamientos y ataques por parte de agentes policiales contra personas opositoras a la dictadura de Daniel Ortega en diferentes partes de Nicaragua”, afirmó esa organización, en una declaración.

“Este aumento represivo ocurre en víspera y durante la conmemoración del tercer aniversario de la resistencia cívica, en memoria de todas las personas asesinadas, desaparecidas, secuestradas, detenidas ilegalmente y exiliadas”, continuó.

Para la Unidad, “esta situación demuestra la anormalidad que se vive en todo el país”.

El 18 de abril de 2018 estalló una revuelta popular por unas controvertidas reformas a la seguridad social y que luego se convirtieron en una exigencia de renuncia del presidente Ortega, debido a que respondió con la fuerza.

Las protestas, calificadas por el Ejecutivo como “intento de golpe de Estado”, dejaron al menos 328 muertos, según la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), aunque organismos locales elevan la cifra a 684 y el Gobierno reconoce 200.

El Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh) informó que ha recibido decenas de denuncias sobre “asedio y hostigamiento policial contra expresos políticos” en la última semana.

La Unidad Nacional aseguró que, “pese a la represión”, junto con otras organizaciones opositoras han realizado diferentes acciones de movilización contra el Gobierno, como piquetes exprés, caravanas de vehículos, pegatinas, cacerolazos, pintas, levantamientos de globos, tuitazos, entre otros.

“Hemos logrado romper el cerco policial que busca apagar el valor de un pueblo que demanda libertad y justicia”, aseguró.

En el documento, ese grupo reafirmó su compromiso “de seguir buscando la libertad de Nicaragua y la exigencia del cese inmediato de asedios que atentan contra la estabilidad emocional de las familias durante este contexto”.

Por otro lado, denunció la “detención ilegal” de Julio Godoy, integrante del Movimiento Costeño Autoconvocado que forma parte de la Unidad Nacional.

La Policía Nacional, que dirige Francisco Díaz, consuegro del presidente Ortega, ha desplegado a sus agentes en los sitios en donde la oposición se ha manifestado en el pasado.

La Policía Nacional mantiene prohibida las manifestaciones callejeras a la oposición desde septiembre de 2018 con el argumento de evitar disturbios.

Los sectores de la oposición han reconocido que retornar a las calles a ejercer presión contra el Gobierno de Ortega no será fácil.EFE

A %d blogueros les gusta esto: