Opositores: Ortega está “desesperado” por legitimar elecciones de Nicaragua

daniel-ortegaManagua, 26 oct (EFE).- El presidente de Nicaragua y candidato a una nueva reelección, Daniel Ortega, invitó a una delegación de la OEA a presenciar los comicios del 6 de noviembre próximo, en los que parte como favorito, porque está “desesperado” por legitimar ese proceso, opinaron hoy intelectuales y políticos.


“Esto lo veo como una especie de intento tardío de legitimar estas elecciones”, dijo la poetisa y escritora nicaragüense Gioconda Belli, al ser consultada por periodistas.

La novelista, crítica con el Ejecutivo, consideró “muy difícil” que Ortega, que busca su cuarto mandato y tercero consecutivo, pueda legitimar un eventual triunfo en unas elecciones cuestionadas porque no contará con la presencia de observadores independientes y tampoco participará el principal bloque opositor.

Para Belli, la mayoría de los gobiernos “no van a legitimar esas elecciones” y duda que existan mandatarios que feliciten a Ortega por su posible reelección o acudan a su toma de posesión.

“Ahora está tratando intensamente que venga la OEA y que más o menos le de un cariz de legitimidad”, señaló la escritora, al referirse al inicio de un proceso de diálogo entre el organismo hemisférico y el Gobierno de Nicaragua sobre los comicios del 6 de noviembre.

Para el politólogo nicaragüense José Antonio Peraza Collado, la presencia de una delegación de la OEA en Managua un día antes de las próximas elecciones generales, “es un intento del régimen desesperado por obtener alguna legitimidad internacional”.

“Ortega busca se cubra de algún ropaje de legitimidad el proceso electoral que ha caído en un total deslegitimidad al despojar de sus escaños a 28 diputados opositores, evitar la observación electoral, quitar la personalidad jurídica a la segunda fuerza y todas las arbitrariedades que hemos visto desde el 2008 hasta hoy”, alegó.

Una delegación de la OEA visitará Nicaragua a partir del próximo 5 de noviembre, un día antes de las elecciones, las cuales analizará con invitados del Gobierno local, aunque no las observará.

El Gobierno también invitará a Almagro a que visite Managua para entrevistarse con las autoridades nacionales y los partidos políticos el 1 de diciembre de este año, casi un mes después de las elecciones del 6 de noviembre.

Los líderes opositores de la principal coalición, agrupados en el Frente Amplio Democrático (FAD), aseguraron recientemente que “el único resultado aceptable” del diálogo entre el Gobierno y la OEA sería la suspensión de las elecciones, que califican de “farsa” y cuyos resultados no reconocerán si se mantienen las condiciones actuales.

En meses pasados, los poderes Judicial, Electoral y Legislativo anularon al principal grupo opositor y despejaron el camino al presidente Ortega, líder del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), ya que el resto de partidos que compiten son minoritarios.

El 6 de noviembre próximo los nicaragüenses están convocados a elegir un presidente, un vicepresidente, 90 diputados ante la Asamblea Nacional y 20 representantes ante el Parlamento Centroamericano. EFE