Inicio > Noticias > Internacional > Ordenan soltar a pareja de exgobernadores de Río presos por corrupción

Ordenan soltar a pareja de exgobernadores de Río presos por corrupción

Río de Janeiro, 4 sep (EFE).- La Justicia brasileña ordenó este miércoles la puesta en libertad de los esposos Anthony y Rosinha Garotinho, quienes gobernaron el estado brasileño de Río de Janeiro en diferentes períodos, quienes fueron arrestados la víspera en un nuevo caso de corrupción vinculado a Odebrecht.

El juez de guardia Siro Darlan aceptó el pedido de la defensa y concedió un hábeas corpus a la pareja menos de 24 horas después de la prisión preventiva decretada contra los exgobernadores que comandaron Río de Janeiro entre 1999 y 2007.

Ambos son sospechoso de participar en un trama de corrupción que sobrevaloraba contratos públicos para la construcción de viviendas populares por parte de Odebrecht en la localidad de Campos dos Goytacazes, en Río de Janeiro, cuando Rosinha Garotinho era alcaldesa.

A pesar de reconocer la “gravedad de las conductas imputadas”, el juez de guardia que determinó la puesta en libertad precisó que la “prisión cautelar es medida excepcional y debe ser mantenida cuando debidamente amparada por los requisitos legales”.

Es la cuarta vez que Anthony Garotinho es preso por corrupción en los últimos tres años y la segunda de su mujer.

Rosinha Garotinho, de 56 años y gobernadora de Río de Janeiro entre 2003 y 2007, detenida en noviembre de 2017, junto a su marido, acusada por delitos de corrupción, participación en organización delictiva y falsedad en la rendición de cuentas electorales.

Aunque la Justicia le suspendió los derechos políticos por ocho años y le ordenó el pago de millonarias multas, solo estuvo tras las rejas durante una semana y desde entonces gozaba de libertad condicional.

Ya Anthony Garotinho, de 59 años, estuvo al frente del estado de Río entre 1999 y 2002, y había sido arrestado tres veces entre 2016 y 2017 acusado de fraudes electorales durante sus campañas.

El exjefe del Gobierno fluminense llegó a lanzar su candidatura de nuevo para gobernar el segundo estado más poblado del país en las elecciones de 2018, pero la Justicia Electoral impidió su postulación.

Río de Janeiro ha sido uno de los estados brasileños más castigados por la corrupción y sus últimos cuatro gobernadores están o han sido arrestados en los últimos años.

Actualmente están entre rejas Luiz Fernando Pezao (2014-2018), preso durante su ejercicio, y su antecesor Sergio Cabral (2007-2014), cuyas condenas suman más de 200 años de cárcel. EFE

%d bloggers like this: