Organizaciones exigen a presidente guatemalteco revocar veto al jefe de Cicig

Radio Canada International

Guatemala, 5 sep (EFE).- Decenas de organizaciones exigieron hoy al presidente guatemalteco, Jimmy Morales, revertir la decisión de no permitir la entrada del jefe de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (Cicig), el colombiano Iván Velásquez.

“Exigimos que Jimmy Morales respete el orden constitucional y cumpla con la orden de la Corte de Constitucionalidad de resolver el conflicto en el marco del acuerdo de creación de la Cicig. Debe revocar de inmediato la disposición de no permitir el ingreso del comisionado”, explicaron las entidades en un comunicado.

El escrito fue rubricado por el Comité Campesino del Altiplano, el Foro Migrante de Guatemaltecos en el Exterior, la Universidad San Carlos, la Asociación de Estudiantes Universitarios o el Grupo Guatemalteco de Mujeres, entre otras organizaciones de diferentes sectores de la sociedad.

En la misiva piden además al mandatario retroceder en su decisión de no renovar el mandato de la Comisión, que vence en septiembre de 2019, y exige al Ejército y a la Policía abstenerse de participar en decisiones políticas y respetar los Derechos Humanos.

Las entidades piden a Naciones Unidas y a la comunidad internacional “mantener su solidaridad con la lucha del pueblo de Guatemala”.

“Les pedimos que estén atentos ante el peligro inminente de que el Gobierno de Guatemala rompa el orden constitucional e instaure un orden autoritario irrespetuoso de los Derechos Humanos”, agrega el comunicado, en el que instan a la población a defender la democracia y la justicia y no permitir “que las mafias y los grupos oscuros destruyan” los avances.

Este comunicado, en el que también critican que el Congreso esté intentado modificar la ley en materia de Antejuicios (desafueros) para ser ellos quien los estudien, también está firmado por otras entidades como la Alianza de Mujeres y Mujeres Indígenas para el Acceso a la Justicia, Impunity Watch, la Comisión Internacional de Juristas o el Consejo Ecuménico de Guatemala.

La ONU, que auspicia a la Cicig, ya advirtió que tiene serias dudas sobre la decisión del Gobierno presidido por Morales y que está revisando esta determinación, que “no parece ser consistente” con el acuerdo que da vida a la Comisión.

El secretario general de la ONU, el portugués António Guterres, pidió a Velásquez seguir al frente de la Cicig desde el exterior mientras no se tiene más claridad sobre este asunto, que ya ha sido impugnado ante la Corte de Constitucionalidad de Guatemala por varias entidades.

Morales dio a conocer el martes que prohibió la entrada de Velásquez a Guatemala por considerarlo una amenaza para la seguridad nacional, la paz, la justicia, la gobernabilidad y el orden nacional.

La confrontación entre el Gobierno de Guatemala y la Cicig se remonta a cuando la Comisión señaló al hijo y al hermano del presidente Morales (José Manuel Morales Marroquín y Samuel Everardo Morales Cabrera) de un caso de fraude -y lavado de dinero, en el caso del hermano- al Estado en 2013.

Desde entonces, el presidente ha intentado minar el trabajo y la estancia de la Cicig, la cual, junto al Ministerio Público, han señalado en dos ocasiones a Morales de haber incurrido en el delito de financiación electoral ilícita durante la campaña de 2015 que lo llevó al poder. EFE