sábado, octubre 23, 2021
Inicio > Noticias > Internacional > Ortega no tiene voluntad para buscar salida pacífica a crisis, según médicos

Ortega no tiene voluntad para buscar salida pacífica a crisis, según médicos

Managua, 2 abr (EFE).- La denominada Unidad Médica Nicaragüense señaló este martes al Gobierno de Daniel Ortega de no tener voluntad política para buscar una salida pacífica a la crisis que estalló hace casi un año y que ha dejado cientos de muertos y de detenidos.

En un pronunciamiento, la Unidad Médica acusó al Ejecutivo de no cumplir los acuerdos suscritos en la mesa de negociación relativos al restablecimiento de los derechos y las garantías ciudadanas.

“La Unidad Médica Nicaragüense condena la represión ejercida de parte del régimen a la protesta pacífica, la persecución continua, viviendo el pueblo una clara violación a los acuerdos firmados en la mesa de negociación”, señaló ese grupo en el documento leído por su vocero, el médico Javier Núñez.

A juicio de esa Unidad, el incumplimiento del Gobierno evidencia “la falta de voluntad política del régimen a una salida cívica y pacífica” a la crisis sociopolítica.

El sábado, agentes antimotines y paramilitares agredieron a un grupo de personas que se manifestaba contra el presidente Ortega en un centro comercial de Managua, un día después que había acordado con la oposición extraparlamentaria que respetaría la libre reunión, concentración y movilización.

Entre los agresores estaba el militar retirado Germán Félix Dávila Blanco, miembro activo del gobernante Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), quien ejecutó un tiroteo e hirió a tres personas y a sí mismo.

Aunque la Policía lo identificó como un anciano que no tenía relación con el incidente, las imágenes mostraron lo contrario.

“El Gobierno le ha declarado la guerra al pueblo. El pueblo no tiene armas, la única arma que tiene el pueblo es su dignidad, sus ansias de libertad y la bandera azul y blanco de Nicaragua que nos cobija a todos los nicaragüenses por igual”, señaló el médico en la rueda de prensa.

Consideró que los nicaragüenses han demostrado “un grado de civismos excepcional” y que “el pueblo está decidido a hacer un cambio”.

“El pueblo prefiere mejor un minuto de pie, que una vida de rodillas”, subrayó.

La Unidad Médica Nicaragüense leyó esa declaración desde la sede de la no gubernamental Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH), en Managua, donde condenaron además “el secuestro y detención temporal del doctor Pablo Amaya y el constante asedio que sufren los médicos y familiares de ellos en diferentes municipios de Nicaragua”.

“Exigimos que se respete el derecho de movilización, expresión y cesen los ataques y las detenciones ilegales hacia la población”, demandó ese grupo, que según sus miembros, desde que estalló la crisis, han sufrido agresiones, despidos, exilios y persecuciones.

Nicaragua está inmersa en una crisis como consecuencia de las protestas callejeras que estallaron el 18 de abril de 2018 por una impopular reforma del seguro social.

En las manifestaciones se exige la renuncia del presidente Ortega tras casi doce años en el poder de forma consecutiva.

Esta situación ha causado 325 muertos y cientos de presos, según la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, aunque algunos organismos humanitarios locales elevan a 561 las víctimas mortales, además de actos violentos y ataques también a los obispos del país.

El Ejecutivo solo reconoce 199 víctimas mortales y denuncia un supuesto intento de golpe de Estado. EFE

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: