Ortega y Murillo inauguran paso a desnivel más grande de Nicaragua

Agencia EFE

Managua, 29 nov (EFE).- El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, y su esposa, la vicepresidenta Rosario Murillo, inauguraron hoy el paso a desnivel más grande del país y que podrá soportar sismos con magnitudes superiores a 7 en la escala abierta de Richter.

“Queda inaugurado el paso a desnivel de Las Piedrecitas”, al sur de Managua, declaró el mandatario nicaragüense en su discurso.

Ortega dijo que esa obra, que permitirá mejorar la circulación vial en la capital, “es un regalo de Navidad para los nicaragüenses”.

Con un costo de 14 millones de dólares, la estructura aliviará el tráfico de unos 60.000 automóviles que utilizan a diario la salida oeste de Managua, según las autoridades.

Actualmente, un vehículo puede tardar 40 minutos en ingresar a la capital nicaragüense, pero con el nuevo paso a desnivel entrar a la ciudad el tiempo se reducirá a 5 minutos, de acuerdo con la Alcaldía de Managua.

La nueva estructura, denominada “Las Piedrecitas”, consiste en dos rampas entrelazadas de hasta 23 metros de altura, que serán inauguradas una vez que culminen las obras de iluminación, vallas, áreas verdes y andenes.

El primer puente rampa tiene 650 metros de longitud y une las denominadas Carretera Sur con la Carretera Nueva a León y será usado como salida de Managua hacia los municipios de Ciudad Sandino, Mateare y los del noroeste del país, de acuerdo con la información.

El segundo puente rampa mide 475 metros de longitud y une la Carretera Nueva a León con la Panamericana, y será usado como entrada a Managua.

“Hay un sistema completo de iluminación y andenes de circulación peatonal con franjas especiales para los no videntes, y con accesos también especiales para las personas con discapacidad”, explicó, por su lado, la vicepresidenta Murillo.

Dicha construcción forma parte de un proyecto de 262,8 millones de dólares, que incluye otros 4 pasos a desnivel en el interior de la ciudad, así como la rehabilitación de 9,5 kilómetros de la pista Juan Pablo II, una de las más importantes de Managua, además de área verdes y paradas de autobuses. EFE