Otro muerto anoche y tres lesionados en la gran aberración vial de la súper

 

  • Un puente lo hubiese resuelto todo…

Un joven murió y tres más quedaron gravemente lesionados al chocar anoche contra el muro de contención del distribudor vial de entrada a la súper Durango-Mazatlán, verdadero monumento a la irresponsabilidad de los constructores.

EL MARCO refiere la enorme falla que ha sido causa de muchos accidentes fatales.

El accidente de anoche pudo, y debió evitarse, como debieron y pudieron evitarse muchos otros registrados en ese punto, precisamente gracias a la “técnica moderna” empleada en la construcción.

El punto en conflicto, desde su construcción hace ya más de diez años, es la más grande aberración de la técnica, puesto que se trata de un camino que de pronto se termina para los que transitan de norte a sur.

Y si de día, a plena luz de día, el terreno es confuso para los manejadores, no se diga por la noche, que todo se complica por la falta de visibilidad y de lógica en su construcción.

Sí, hay que virar a la derecha para tomar la curva que impide seguir de frente, pero… la lógica nos dice que el camino debió continuar para los que van hacia el sur.

La equivocación vial de los constructores quisieron subsanarla con una serie de rayas pintadas en el piso que, por cierto, ya no existen, pero… ni el elevado número de accidentes ha hecho entender a las autoridades que se trata de una confusión que seguirá propiciando percances fatales como el de anoche.

Un puente lo hubiese resuelto todo, pero… o no estuvo en el presupuesto o, como siempre, se lo robaron para que ganara la casa, pero… lamentable, porque hoy una familia está de luto y tres más están en serios predicamentos gracias a esas “fallas de la técnica”.

Por cierto, este mediodía andan cuadrillas de trabajadores pintando flechas en el lugar, como queriendo tapar el pozo después de ahogado el niño.