Inicio > Noticias > Deportes > Pablo Aguado: “He toreado con el alma, pero no me perdono lo de la espada”

Pablo Aguado: “He toreado con el alma, pero no me perdono lo de la espada”

Madrid, 18 may (EFE).- El torero Pablo Aguado, que firmó hoy lo más puro y brillante de lo que va de San Isidro, se marchaba de la plaza con sensaciones encontradas, porque a pesar de haber logrado “torear con el alma”, sin embargo, no podía perdonarse su “mala tarde” con la espada.

“Venía con una presión tremenda, porque era consciente que la afición venía con la ilusión de verme después de lo que pasó en Sevilla. Era consciente que repetirlo era prácticamente imposible, pero si hubiera matado a este toro me hubiera acercado mucho. He notado Madrid como nunca, y ojalá pueda volver a sentirlo así el próximo 16 de junio”, señalaba a Efe al finalizar la corrida.

Haciendo un análisis un poco más exhaustivo de la tarde, el sevillano confesaba que: “En el primero solamente podía mostrar entrega aun sabiendo que el lucimiento era imposible y que podía costarme caro; y en el otro creo que sobran las palabras. La afición es la que debería valorar y calificar la faena. Yo lo único que puedo decir es que he toreado con el alma y como lo siento”.

“Gracias a esta sensación tan buena el dolor de las dos palizas que me he llevado es menor. Pero para dolor, la espada. Es imperdonable. Pero así es el toreo, una veces la moneda cae de un lado y otras de otro”, concluía.

El triunfador numérico de la tarde fue Ginés Marín, que cortó una oreja de ley al “montalvo” que abrió plaza, que se marchaba satisfecho a pesar de no haber podido redondear después la Puerta Grande.

“La verdad que me voy contento porque he podido disfrutar mucho con ese primer toro. La pena ha sido que el otro no haya ayudado para redondear, un toro al que había que presentarle la muleta con una gran precisión, y el viento ha molestado mucho”, reconocía.

Finalmente, el mexicano Luis David, el peor parado de la tarde al dejar escapar un gran toro como fue el segundo, declaraba que: “Me voy contento porque la vuelta al ruedo que he dado me sabe a un triunfo bastante bonito después de una faena muy lograda y tras un espadazo que, por sí solo, ya valía la oreja que al final no me han dado”, finalizaba. EFE

%d bloggers like this: