Padres de estadounidense asesinada en Panamá agradece revisión de condena

Panamá, 10 sep (EFE).- Los padres de la turista estadounidense Catherine M. Johannet, asesinada en febrero de 2017 en una isla panameña, agradeció hoy a la Justicia del país por haber revisado y duplicado la condena contra el responsable del crimen, que ahora pasará 24 años en prisión.

“En medio de esta aflicción” por el asesinato de Catherine, de 23 años, “nuestra familia ha sido conmovida por la compasión de muchos panameños. Deseamos expresarles a ellos nuestra gratitud ahora que la sentencia contra el agresor fue ampliada a 24 años”, expresaron Alice Medalia y Chris Johannet en una declaración pública difundida este lunes por la embajada de Estados Unidos.

El pasado 7 de septiembre, la Fiscalía informó que un tribunal panameño aumentó la pena de 12 a 24 años al responsable de la violación y muerte de Johannet, cuyo cuerpo fue encontrado en febrero de 2017 en la provincia caribeña de Bocas del Toro.

“Tras apelación, (el) Ministerio Público en Bocas del Toro logró (que) se modifique sentencia de 12 a 24 años de prisión al adolescente responsable del crimen de la norteamericana Catherine Medalia Johannet”, indicó la institución en su cuenta de Twitter.

El condenado, cuya identidad se desconoce, es un joven panameño que en el momento del crimen tenía 17 años y que fue detenido en octubre del año pasado.

“Nada podrá traer de vuelta a Catherine, pero el fallo que extiende la condena de 12 a 24 años refleja el compromiso del sistema de justicia panameño en disuadir potenciales depredadores sexuales”, indicó la misiva firmada por los padres de la víctima.

“Catherine nos fue arrebatada en medio de un acto de violencia brutal y sin sentido. Catherine tan sólo tenía 23 años y ya se embarcaba hacia una vida dedicada a ayudar al prójimo. Desde entonces nuestro dolor ha sido constante”, añadió la declaración.

Los padres agradecieron al Gobierno, la Policía, expertos judiciales, fiscales y especialistas forenses de Panamá “que trabajaron arduamente en esta investigación y durante su transcurso legal”, y a la embajada de Estados Unidos que los mantuvo “al tanto de los acontecimientos y nos brindó su simpatía y solidaridad cuando más la necesitamos”.

“Expresamos nuestro más profundo agradecimiento a todos estos dedicados servidores públicos”, añadieron.

Johannet estaba de vacaciones en Panamá y fue vista por última vez el 2 de febrero de 2017, cuando se dirigía de excursión a Isla Bastimentos, en el Caribe panameño.

Su cuerpo fue encontrado tres días después en un sendero boscoso de esa paradisiaca isla de Bocas del Toro, cercana a Costa Rica.

El Buró Federal de Investigaciones (FBI, por sus siglas en ingles) trabajó con las autoridades panameñas en la búsqueda de la estadounidense, que fue estrangulada con su propio vestido de baño y recibió un fuerte golpe en la nuca, según los medios locales. EFE