Padres de estudiantes de Ayotzinapa exigen justicia a la Suprema Corte

635894695022382581mMéxico, 27 ene (EFEMEX).- Familiares de los 43 estudiantes de la escuela para maestros de Ayotzinapa desaparecidos el 26 de septiembre de 2014 en Iguala, estado mexicano de Guerrero, entregaron hoy una carta a la Suprema Corte en la que expresaron su rechazo al recurso de amparo que han usado los acusados en el caso.

En el documento exhortan a la Corte a actuar con imparcialidad e independencia, pues aseguraron tener conocimiento de que se han dejado en libertad a detenidos de la policía, agentes ministeriales y presuntos narcotraficantes.

El abogado de los familiares, Vidulfo Rosales, explicó a la prensa que uno de los objetivos de la carta es buscar que se tramite una reunión con los juzgados de Iguala para que informen cabalmente sobre los procesos y amparos que actualmente tramitan.

Por otro lado, la carta busca exhortar al Poder Judicial en Iguala para que tome en cuenta en sus resoluciones la gravedad de los hechos, los derechos de las víctimas y las pruebas presentadas por los padres para dictar auto de formal prisión a los implicados.

Este martes por la mañana, una comitiva de familiares realizó una manifestación frente a la Suprema Corte, portando pancartas con frases como “Cuy no murió, el Gobierno lo asesinó”.

Por la tarde, los familiares realizaron junto con organizaciones de la sociedad civil una marcha del monumento conocido como Ángel de la Independencia al Zócalo (plaza central) capitalino, donde visitaron de nuevo las instalaciones de la Corte y entregaron de forma simbólica la carta antes mencionada.

Durante la marcha el contingente hizo una parada frente a las oficinas de la Procuraduría General de la República (PGR, fiscalía), donde exigió la entrega del cuerpo de Julio César Mondragón, uno de los estudiantes que fue encontrado y luego exhumado para estudios de ADN.

Sayuri Herrera, abogada de los padres, aseguró que uno de los detenidos que se asocia al asesinato de Julio César fue consignado por portación ilegal de armas de fuego, no porque lo investigaran en el caso del homicidio.

La abogada puntualizó que a los restos de Julio César solamente se le han practicado estudios de antropología y medicina forense, y que desde el 9 de noviembre se encuentran sin ser estudiados porque un juez de Guerrero no ha emitido el documento para que se lleve a cabo el estudio genético.

Hoy se cumplen 16 meses de la desaparición de estudiantes de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa tras ser detenidos por la policía municipal de Iguala y presuntamente entregados al grupo delictivo Guerreros Unidos, hechos en los que además fallecieron tres estudiantes más y otros tres civiles. EFEMEX