Padres se resisten a pagar pensión alimenticia

No cumplir con la manutención de los hijos también es una forma de violencia.

*Prefieren renunciar al trabajo que dar manutención de ley

Algunos padres de familia se rehúsan a pagar la pensión alimenticia de sus hijos, incluso prefieren renunciar a su trabajo antes que dar la manutención establecida por ley, en otros casos llegan a acuerdos con sus jefes para reportar un menor salario, indicó Laura Elena Estrada, directora del Instituto Estatal de la Mujer.

Aunque no se tiene un porcentaje estimado de cuántos varones son los que prefieren dejar su empleo, la directora destacó que sí hay y que es frecuente que lo hagan. Los casos están en proceso y muchos alegan que no tienen trabajo, puede ser cierto pero aun así deben cumplir, de lo contrario siguen ejerciendo violencia.

Dijo que en este momento se apoya en el proceso de solicitud de pensión en 420 casos, pero detalló que es un tema complejo porque esos padres deciden cambiar de domicilio, trabajo y no se les puede notificar.

La directora reconoció que muchas de las mujeres se desesperan, pero es algo que depende de cómo se vaya dando el proceso. La situación es muy grave cuando los hombres prefieren renunciar a su empleo y no pagar, o se ponen de acuerdo con sus jefes para reportar un salario menor y la pensión corresponde a ese sueldo.

El monto debe garantizar un techo para el menor, comida, vestimenta, educación, salud, medicamentos si así se requieren, pero en muchos casos por irresponsabilidad no cumplen con esa obligación.

“Se les hace muy fácil dejar una familia, formar otra y volverla a dejar”, por eso se están ocupando del tema, ya se está buscando lograr algo más en el Congreso del Estado. Detalló que al parecer ya se había propuesto en la anterior Legislatura tener un banco de datos de deudores alimentarios, donde se establecía que los padres que dejaran de pagar 3 meses fueran registrados en un padrón.

Manifestó que de aprobarse los padres podrían ser detenidos, para salir deberían pagar una fianza y el retroactivo de las pensiones que dejaron de aportar. La cuestión es que muchas veces no se localizan, deciden irse a vivir a otro estado, incluso fuera del país.

Para las mujeres que se quedan en situación vulnerable con sus hijos, el IEM brinda asesoría para que en coordinación con la Secretaría de Desarrollo Social del Estado (Sedesoe) puedan obtener un crédito para poner un negocio en su hogar y no descuiden a sus hijos, pero sí logren un ingreso.

También se les canaliza al Servicio Nacional de Empleo para que puedan aprender un oficio, una actividad o si ya saben algo lo perfeccionen.