Países del Caspio firman Convención tras dos decenios de duras negociaciones

Yahoo Finanzas

Bernardo Suárez Indart

Aktau (Kazajistán), 12 ago (EFE).- Los líderes de Rusia, Kazajistán, Azerbaiyán, Irán y Turkmenistán firmaron hoy la Convención sobre el estatus jurídico del mar Caspio, que se negoció arduamente durante 22 años y que abre nuevas posibilidades de cooperación entre los cinco países ribereños.

El documento fue suscrito en la V Cumbre del Caspio por los presidentes de Azerbaiyán, Ilham Alíev; Irán, Hasán Rohaní; Rusia, Vladímir Putin; Turkmenistán, Gurbangulí Berdimujamédov, y el jefe del Estado anfitrión, el kazajo Nursultán Nazarbáyev.

Su texto refrenda los principios que regirán la actividad de las partes en el Caspio, así como los asuntos relativos a la delimitación de las aguas territoriales y el fondo marino, a la navegación, preservación del medio ambiente y seguridad.

El Caspio, el lago más grande del mundo con una superficie de 370.886 kilómetros cuadrados, quedará dividido en aguas territoriales (que no superarán las 15 millas marítimas de ancho), zonas exclusivas para la pesca (10 millas marítimas de ancho) y aguas de uso común, según establece la Convención.

La soberanía de cada uno de los cinco países se extiende, según el documento, “a sus aguas territoriales”, que incluyen el fondo marítimo y los recursos naturales que se encuentren bajos éstas.

Los países con frontera común en el litoral del Caspio podrán delimitar sus aguas territoriales mediante tratados bilaterales, teniendo en cuenta el derecho internacional.

La delimitación del fondo marítimo en sectores y el reparto de sus recursos naturales también podrá acordarse entre países vecinos o que se encuentren frente a frente, en las costas opuestas del mar, como es el caso de Azerbaiyán y Turkmenistán.

Sin embargo, Irán considera que la delimitación del mar es un asunto que aún sigue abierto y que debe ser negociado en el futuro.

“En nuestra opinión, la Convención sobre el Caspio propuesta para la firma no establece definitivamente las líneas de delimitación del mar, por lo que las negociaciones entre los países deben continuar. Será necesario un acuerdo adicional sobre este asunto”, dijo Rohaní durante su intervención en la cumbre.

El presidente iraní advirtió que, en todo caso, la Convención debe ser aún ratificada por los parlamentos de todos los países firmantes.

Tanto Rohaní como Putin hicieron hincapié en la soberanía exclusiva de los países ribereños sobre el Caspio y destacaron, en particular, que otros países no tendrán presencia militar en su aguas.

“Cualquier construcción de bases militares y presencia de barcos militares extranjeros en el Caspio queda prohibida. Se ha dado un paso muy importante”, afirmó el presidente iraní.

Por su parte, el jefe del Kremlin recalcó que la Convención “garantiza el estatus pacífico del Caspio, la ausencia en el Caspio de fuerzas armadas de Estados ajenos a la región”.

Los mandatarios de Kazajistán, Azerbaiyán y Turkmenistán pusieron más el acento en las posibilidades de cooperación económica que abre la Convención, que fue acompañada de la firma de seis acuerdos intergubernamentales de los países ribereños.

“El Caspio es un eficaz puente de cooperación no solo entre los países ribereños, sino también entre Asia y Europa”, dijo Nazarbáyev al destacar la importancia de sus aguas como corredor de transporte intercontinental.

La Convención, además, prohíbe expresamente “cualquier tipo de actividad que afecte la biodiversidad del mar Caspio”.

Para reafirmar su compromiso con la preservación de la fauna del Caspio, al término de la cumbre los líderes soltaron en el mar alevines de esturión, el pez más preciado de sus aguas.

El Akimat (Ayuntamiento) de Aktau anunció que la firma de la Convención será celebrada esta noche en el paseo marítimo de la ciudad con un concierto de gala, que culminará con fuegos artificiales. EFE