Países UE respaldan enfoque más duro contra contenidos terroristas en línea

Bruselas, 6 dic (EFE).- Los países de la Unión Europea (UE) respaldaron hoy la propuesta de obligar a los proveedores de servicios en internet a retirar en una hora los contenidos de carácter terrorista cuando haya una orden de una autoridad policial o judicial y otras medidas para evitar su difusión en la Red.

El asunto se abordó en un Consejo de ministros de Interior de la UE donde los estados miembros lograron un acuerdo sobre una propuesta que aún tendrá que recibir el visto bueno de la Eurocámara para su aprobación definitiva.

El objetivo es evitar que los terroristas usen internet para radicalizar, reclutar e incitar a la violencia.

La Comisión Europea presentó la propuesta el pasado septiembre. después de constatar que el enfoque voluntario que se aplica en la UE hoy, entre estados miembros y las mayores empresas de internet, no ha sido suficiente para abordar el problema.

Según la nueva normativa, las reglas se aplicarán a los proveedores de servicios en la UE, tengan o no su establecimiento principal en los estados miembros.

Estas empresas deberán eliminar el contenido terrorista o deshabilitar el acceso al mismo en el plazo de una hora después de recibir una orden de las autoridades competentes.

Las compañías que no respeten las órdenes de eliminación podrán ser multadas con hasta el 4 % de su facturación global del año anterior.

Corresponderá a los Estados miembros establecer las normas sobre sanciones en caso de incumplimiento.

“El contenido terrorista en línea ha desempeñado un papel clave en casi todos los ataques terroristas que hemos visto en Europa. Es nuestra obligación proteger a nuestros ciudadanos de la manera más eficaz posible. Con este acuerdo, queremos enviar una fuerte señal a las compañías de Internet sobre la urgencia de abordar este problema”, dijo el ministro de Interior de Austria, Herbert Kickl, cuyo país preside la UE este semestre.

En diciembre de 2015 se puso en marcha el Foro de Internet de la UE, un marco de cooperación voluntaria entre estados miembros y los representantes de las principales compañías de internet.

Una evaluación realizada en junio de 2017 entre las empresas que suscribieron el Código de Conducta de la Unión Europea (UE) contra la incitación al odio, entre ellas Facebook, Microsoft, Twitter y Youtube, reveló que en el 41 % de los casos las plataformas no suprimieron el contenido notificado y que, cuando lo hicieron, tardaron más de una semana en el 28 % de casos. EFE