Palestinos piden ayuda a países árabes ante la crisis financiera de UNRWA

El mundo

Jerusalén, 26 jul (EFE).- El miembro del Comité Ejecutivo de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP), Saleh Rafat, instó hoy a los países árabes a aumentar la ayuda económica a la agencia para los refugiados palestinos, UNRWA, ante la crisis financiera tras la suspensión de fondos por parte de EEUU.

Rafat dijo hoy a la radio Voz de Palestina que doblen sus ayudas financieras para apoyar “la prestación de servicios de salud, sociales y educación”, y añadió que es Estados Unidos quien debe ser culpado por los recortes que han dejado a la entidad en un “estado económico crítico”.

Ayer la ONU anunció que la entidad eliminará al menos 154 puestos de trabajo como consecuencia de la falta de fondos que ha provocado el recorte de las contribuciones de EEUU.

Además, el portavoz de UNRWA, Christopher Gunness, informó en un comunicado que la agencia intentaría proteger “tantos empleos como fuera posible”, pero que se reducirá la jornada laboral de “aproximadamente 584 trabajadores”.

Rafat añadió que el liderazgo palestino formó ayer un comité para seguir “el trabajo y los contactos con todas las partes árabes e internacionales para asegurar un apoyo financiero completo para UNRWA”.

El líder del partido nacionalista Fatah en la Franja de Gaza, Atef Abu Saif, advirtió que la decisión de reducir los empleos en el enclave responde a “un plan destinado a poner fin a la cuestión de los refugiados”, y aseguró que “la comunidad internacional está empujando a Gaza hacia un mayor deterioro económico”.

Ayer, un empleado de la agencia en Gaza que recibió una carta anunciado su futuro despido, se arrojó gasolina sobre el cuerpo para quemarse a lo bonzo frente a la oficina del director de operaciones de la organización humanitaria como medida de protesta, que consiguieron detener otros trabajadores.

Durante la semana, empleados de UNRWA de Gaza que están en huelga han protestado frente a la sede de la agencia para mostrar su oposición a los recortes, y el martes arrojaron zapatos al director de la entidad en la Franja, Matthias Schmale, al que exigieron su dimisión. EFE