Pamela Guadalupe Amador Bernal y Jesús Martín Zamago Navarrete, se unieron en feliz matrimonio

  • Y celebraron los siete años de su pequeña hija María Fernanda Zamago Amador

Muy emotiva fue la ceremonia nupcial que ante el altar del Santuario de Nuestra Señora de  Guadalupe, oficiada por el padre Manuel Ramírez Retana, atendieron la encantadora Pamela Guadalupe Amador Bernal y Jesús Martín Zamago Navarrete, quienes decidieron unirse en feliz matrimonio,

La pareja llegó hasta el santo recinto para celebrar la unión de sus destinos y compartió tan especial momento con sus respectivos padres, por parte de ella los señores, José Guillermo Lara Figueroa y Rosa de Guadalupe Bernal Mercado, y por parte de él los señores Martín Zamago Hernández y María Silvia Navarrete Blanco, quienes se mostraron felices por este importante paso que dieron sus hijos y quienes no dejaron de felicitarlos y llenarlos de bendiciones por tan emotivo momento.

Posteriormente el sacerdote celebrante bendijo los anillos, las arras y pidió a los padrinos colocar el  simbólico lazo, teniendo como testigos a todos los presentes que se dieron cita en el santo recinto.

Al término de la ceremonia eclesiástica la feliz pareja fue felicitada por familiares y amigos quienes junto con los recién casados se dirigieron a bonito salón de la ciudad donde todos disfrutaron de una hermosa recepción social.

Durante la celebración todos los invitados disfrutaron de una deliciosa cena así como de algunas refrescantes bebidas a elegir, las cuales fueron finamente preparadas para esta ocasión.

Más tarde la feliz pareja sorprendió a su pequeña hija María Fernanda Zamago Amador con un bonito pastel con detalles de “unicornio” por su cumpleaños número 7 y mientras todos los presentes le entonaban las ya tradicionales Mañanitas ella apagaba sus velitas y pedía su deseo de cumpleaños, el cual esperamos se le cumpla.

Los ahora esposos lucieron radiantes y muy felices durante toda la noche, ya que compartieron miradas y sonrisas que revelaban ese amor profundo que se tienen uno al otro.

Sin duda laguna los ahora esposos pasaron un gran día rodeados de sus seres queridos, los cuales les desearon lo mejor por este grandioso día.

¡Enhorabuena!