Panamá comprará 28 trenes japoneses para línea de metro que cruzará el canal

Panamá, 28 ago (EFE).- Panamá comprará 28 trenes de alta tecnología a la empresa japonesa Hitachi, por valor de 839,7 millones de dólares, para la tercera línea del metro de la capital, que cruzará el Canal de Panamá y cuya obra civil se licitará previsiblemente el año que viene.

“Hitachi ha sido seleccionada por ser una de las principales empresas japonesas fabricantes de monorrieles (sistema de un solo carril) de alta capacidad”, anunció en rueda de prensa el presidente panameño, Juan Carlos Varela.

La compra de estos trenes es fruto de un acuerdo de financiación por valor de 2.600 millones de dólares, firmado en mayo de 2016 entre los Gobiernos de Panamá y Japón, y es una “condición” que tiene que cumplir el consorcio que gane la obra civil del metro, explicó el mandatario.

“Todas las propuestas de obra civil tienen que incorporar (la compra de este equipo)”, aclaró.

Los trenes tienen capacidad para transportar a casi 1.000 personas, constan de 6 vagones cada uno y rodarán sobre “un sistema monorriel muy innovador para Panamá, que se convertirá en una vitrina de la tecnología japonesa”, apuntó.

“Hitachi va dar este precio (839,7 millones de dólares) a todos los contratistas que van a participar en la licitación y va a ser un subcontratista del contratista general que se gane esta licitación, que tiene 7 precalificados”, dijo por su parte el ministro para Asuntos del Canal y director del Metro de Panamá, Roberto Roy.

La selección de la empresa japonesa ha contado con la participación de una “empresa internacional”, que ha verificado que sus precios son los del mercado, agregó el ministro.

“Es una obra que esperamos que tome entre 3 y 4 años y que, sin duda alguna, va a impactar en la calidad de cientos de miles de panameños de la provincia de Panamá Oeste”, aseguró Varela.

La Línea 3, con una longitud en su primera fase de unos 26,75 kilómetros y 14 estaciones, ayudará a descongestionar el tráfico en las vías de entrada y salida de la capital, y conectará las ciudades dormitorio de Arraiján y La Chorrera, ubicadas al otro lado del Canal de Panamá en la provincia de Panamá Oeste, con el centro de la ciudad.

Por eso, la construcción del suburbano implica el levantamiento de un cuarto puente sobre la ruta interoceánica, que fue adjudicado recientemente por 1.420 millones de dólares a un consorcio liderado por la constructora China Harbour Engineering Company.

Panamá es el único país de Centroamérica que tiene metro. La Línea 1 del suburbano, que mide 16 kilómetros, fue inaugurada en abril de 2014 y requirió una inversión de 2.200 millones de dólares.

Fue construida por la brasileña Odebrecht y la española FCC, el mismo consorcio que está encargado de la construcción de la Línea 2, que previsiblemente se inaugurará de manera parcial en enero del año que viene y que tiene una inversión proyectada de 1.800 millones de dólares.EFE