miércoles, abril 14, 2021
Inicio > Noticias > Internacional > Panamá con 336 muertes y 13.463 contagios por COVID-19 en vía a normalización

Panamá con 336 muertes y 13.463 contagios por COVID-19 en vía a normalización

Panamá, 31 may (EFE).- Panamá alcanzó este sábado 336 muertes y 13.463 contagios confirmados de la enfermedad, y este lunes dará otro paso hacia la normalización gradual del país con la reactivación de más actividades productivas buscando equilibrar aspectos económicos, sociales y de salud, dijeron las autoridades.

El Ministerio de Salud de Panamá (Minsa) señaló en su recuento de datos epidemiológicos que en esta jornada se añadieron 6 muertes más y 147 nuevos contagios confirmados, en los que se incluyen 98 casos que fueron notificados tardíamente por la estatal Caja de Seguro Social (CSS).

El informe da cuenta que en aislamiento domiciliario se registran 3.243 personas, de las que 526 han sido llevados a hoteles que están funcionando provisionalmente como hospitales.

Pacientes hospitalizados se contabilizan 370, de los cuales 291 están en sala general y 79 en las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) de todo el país,

Panamá, que registró su primer caso el 9 de marzo y es el país más afectado de la región centroamericana en muertes y contagios, tiene un acumulado de 15.830 pruebas de detección de Infección por COVID-19 realizadas, de las que 51.874 han salido negativas.

Las pruebas por millón de habitantes ascienden a 15.830, con 1.538 nuevas muestras efectuadas en las últimas 24 horas.

El informe del Ministerio de Salud destaca que las muertes según con el rango de edad siguen dándose entre las personas que tienen más de 60 años (239).

En Panamá la letalidad es de 2,5 %, mientras que a nivel global es del 6,05 %, señala la información oficial.

Este lunes comienza la segunda fase o bloque de las actividades productivas a nivel nacional, en camino hacia una normalización gradual y escalonada, pero las autoridades aclararon que esto no debe tomarse ya como una apertura del país.

“Hemos iniciado una ruta hacia la normalidad, pero esto no significa que se abrió el país, por lo que nosotros tenemos que buscar un equilibrio entre los aspectos de salud, económico y social”, afirmó la ministra panameña de Salud, Rosario Turner.

El Gobierno dividió en seis bloques la reactivación de las actividades productivas, suspendidas desde la segunda semana de marzo, y el primero (ventas minoristas a domicilio, pesca y servicios técnicos) se abrió el pasado 13 de mayo.

Turner manifestó que “nosotros pasaremos al segundo bloque para evitar el colapso económico del país y así preservar la paz social en equilibrio con la salud de la población”, pero reiteró que se necesita “del apoyo de todos”.

El segundo bloque se activará este lunes con la apertura de actividades como la construcción, industria y las iglesias.

En conjunto con ello, Panamá reemplazará la cuarentena nacional que restringe desde el 25 de marzo por género y a dos horas diarias la movilidad, por un toque de queda nocturno.

Los adultos podrán movilizarse de día, pero los menores solo entre las 4 y las 7 de la tarde acompañados de sus padres o representantes.

El Minsa exhortó a seguir con el distanciamiento físico, el lavado constante de manos y el uso correcto de mascarillas como medidas eficientes para mitigar la propagación del virus. EFE