Panamá prepara a provincia turística de Bocas del Toro para efectos de Otto

Panamá, 22 nov (EFE).- Panamá prepara a la provincia turística de Bocas del Toro, que posiblemente sufrirá los efectos de la llegada a tierra firme del huracán Otto, con la evacuación hoy de los pacientes de un hospital y otra medidas, en virtud del temporal que ha dejado en el país cuatro muertos y cuatro desaparecidos.


Otto, que se desplaza en el Caribe a una velocidad de 4 kilómetros por hora hacia el oeste, en dirección a Costa Rica y Nicaragua, se convirtió hoy en huracán al alcanzar vientos de 120 km/h, y se prevé que el jueves al mediodía toque las costas de esos países.

Aunque no está previsto que el fenómeno pise Panamá, Bocas del Toro está en “alerta de huracán” y el resto de la costa del Caribe está en alerta roja, de acuerdo con lo informado por el presidente, Juan Carlos Varela.

Los 12 pacientes de hospitalización y urgencias del Hospital Isla Colón, ínsula principal de la provincia, fueron traslados hoy al colegio J.Ibarra, de forma preventiva, según el último informe de las autoridades.

Además, la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC), liderada por el presidente, suspendió las labores de todas las oficinas públicas en esa región este miércoles para disminuir el tránsito de personas por la ciudad y permitir que los trabajadores estén en sus casas.

Por su parte, la Autoridad de Turismo de Panamá (ATP) suspendió un festival cultural y gastronómico que se realizaría el fin de semana en la provincia, denominado “BocasFest”.

La ATP anunciará próximamente la nueva fecha del evento, que incluía conciertos de música tropical y “roots”.

El gobernante explicó hoy en una rueda de prensa que en Bocas del Toro ya se han habilitado 19 albergues en preparación y se ha aumentado a 600 las unidades que integran la FTC, compuesta por diversos estamentos de seguridad y rescate.

En el último informe de la FTC, la noche de este martes, el director del Sistema Nacional de Protección Civil (Sinaproc), recordó que mientras fue tormenta tropical Otto dejó tres muertos, un desaparecido en el río Utivé, en la provincia de Panamá, y otros tres desaparecidos de una embarcación que zozobró en la provincia caribeña de Colón, y de la que se rescataron otros tres tripulantes.

Estas víctimas se suman a una niña de 14 años que fue arrastrada el fin de semana por un río crecido en el interior de Panamá, debido a las fuertes lluvias, y su cuerpo fue encontrado este lunes por los socorristas.

La FTC también reiteró hoy que las clases están suspendidas en todos los colegios públicos y privados del país.

Donderis indicó que hasta el momento no hay ríos desbordados en el país, pero que el nivel de saturación de los suelos es “preocupante” porque lluvias leves pueden provocar deslizamientos de tierra en distintos puntos vulnerables.

En la provincia de Chiriquí (oeste), que fue la primera en sufrir las lluvias de Otto, el fin de semana, se mantiene en 334 el número de personas evacuadas de sus hogares.

A causa de Otto, en Costa Rica se emitió la alerta roja en la parte norte del Caribe y la orden de evacuación de las comunidades de esa región.

El huracán ya deja en ese país 135 poblaciones afectadas y daños en algunas carreteras en el sur, donde se contabilizan al menos 613 personas en albergues.

En caso de que Otto toque tierra costarricense, sería el primer fenómeno de ese tipo en atravesar el país.

Nicaragua también emitió una alerta roja en las poblaciones del centro y la frontera con Costa Rica, así como en el sur del Caribe, donde ordenó a unos 850 habitantes de Little Corn Islands iniciar la evacuación.

Nicaragua y Costa Rica, y Panamá y Costa Rica mantienen mecanismos de cooperación bilateral en sus fronteras para trabajar en conjunto en el caso de las comunidades fronterizas, según informaron hoy los gobernantes.

El huracán se ubicaba a 485 kilómetros al este sureste de Bluefields, en Nicaragua, y a cerca de 375 kilómetros al este de Puerto Limón, en Costa Rica, a las 16.00 hora local de Estados Unidos (21.00 GMT), de acuerdo con el último reporte del Centro Nacional de Huracanes (CNH) de EE.UU. EFE